@BMTorrelavega

El Balonmano Zamora sale derrotado de su visita a Torrelavega por 27-22.

Los pistachos no encontraron el punto al partido, por culpa de un rival que desde el inicio demostró por qué es uno de los favoritos a subir a la máxima categoría del balonmano nacional.

El juego rápido de Torrelavega desesperaba a los nuestros, que no sabían como parar la producción ofensiva naranja, y a un José Carlos Hernández desatado que se fue del encuentro con diez tantos. La portería local no daba ningún tipo de opción a los chicos de Leo Álvarez, que al descanso perdían de cinco.

En la reanudación, un inicio fuerte de los de Álex Mozas dejaba a los zamoranos a nueve goles, pero pese a la amplia desventaja, el Rutas del Vino Zamora no perdió la cara al choque, y volvió a situarse a cinco tantos. Cubillas desde el extremo izquierdo daba aire a sus compañeros, Jortos se reencontraba con su mejor versión y Mouriño hacía daño desde el pivote, pero era insuficiente para sacar algo positivo.

27- Torrelavega Murillo Araújo (Krimer); Abalos (3), Setién (2), Alonso Moreno (1), Sergio (1), Jorge (1), Lombilla, Isi (1), Rodríguez (3), Cangiani (2), Casanova (1), José Carlos Hernández (10), Dani y Nico Colunga.

22- Balonmano Zamora: Barrientos (Posado); Ruiz, Cubillas (5), Jorge Martín (4), Miguel García, Maide (1), Iñaki , Guillermo (2), Ramiro (4), Mouriño (4), Horcajada, Jaime González (1), Dalmau (1), Sergio y Gallego.