El equipo zamorano empata (70-70), y hace historia, al clasificarse por primera vez para jugar la segunda eliminatorio de la fase de ascenso a Leb Oro, por su parte el Tizona, ganó (83-78) pero no pudo superar la desventaja de 8 puntos del partido de ida.

El Zamora ha logró igualar ante Hestia Menorca (70-70), por lo que elimina a los baleares, gracias al 91-80 del partido de ida, y se clasifica para la segunda ronda de las eliminatorias por el ascenso, mejorando lo logrado el pasado año, y se sitúa a eliminatorias de logar el ascenso a Leb Oro.

No hubo grandes diferencias en el marcador a lo largo del partido, tras un primer cuarto igualado (15-17), los castellanoleoneses abrieron una ligera brecha en el segundo, para llegar 28-37 al descanso.

El inicio del tercer cuarto fue para Menorca, que con un parcial de 16-8 se situó a solo un punto del CB Zamora (44-45): En el último cuarto volvió la igualdad, para finalizar 70-70.

El CB Zamora se cruzará en cuartos de final con el CB Valencia, que eliminó al Tizona Burgos. El partido de ida se disputará el próximo fin de semana (30 de abril o bien 1 de mayo) en Valencia, y la vuelta en el Ángel Nieto.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El Tizona de Burgos no puede pasar de eliminatoria ante el filial del Valencia Basket en un partido muy competido que se decantó sobre la bocina con el triple de Guillem Ferrando que silenció a un Plantío totalmente entregado. El baloncesto no siempre es justo y en esta ocasión el Tizona tuvo que conformarse con la cruz, poniendo punto y final a una gran temporada. El triple valenciano en el último segundo dejó al Tizona sin la prórroga.

El equipo dirigido por Diego Ocampo saltó a la pista fuerte y seguro, ahogando el ataque taronja y consiguiendo una renta que invitaba a soñar, consiguiendo una ventaja de hasta diecisiete puntos en el tramo final del primer cuarto (26-9). llegando al segundo acto con un cómodo 26-11 con Bortolussi y Garmine Kande como referentes. Un triple de Dídac Cuevas a 2:35 para el descanso hacía la máxima del partido (41-18).Se llegó al final del cuarto con 43 a 28 en el marcador. Pero el paso por vestuarios enfrió el motor azulón que perdía la renta en tan solo dos minutos, obligando a Diego Ocampo a parar el partido con dos triples de Alejandro Bellver que hacían un parcial 2-8 que apretaban el marcador (43-35).

El revulsivo que buscaba el técnico burgalesista no llegó y el Valencia Basket continuó a lo suyo aprovechando el momento bajo del Tizona, aumentado el parcial hasta el 2-14 que dejaba un apretado 45-41 a falta de seis minutos para finalizar el cuarto.

Galarreta desde el triple dio aire a un Tizona que había perdido su mordiente y Luis Ferrando parecía corroborar la recuperación (50-41).

El resultado invitaba a la prórroga y la defensa azulona, de libro mantenía la ilusión de un Plantío que se heló con el sonido de la bocina final. Apareció Guillem Ferrando para asestar el golpe mortal con un triple “in extremis” que ponía punto y final a la temporada. La derrota por cinco puntos (83-78) valía a los valencianos, tras los ocho puntos logrados en la ida.