@BalonmanoZamora

El Balonmano Zamora derrota a Bordils por 30-28 y vuelve a ganar tres jornadas después.

Comenzaba el partido con muchas dudas en ambos lados, que no cogían el ritmo al choque y fallaban en la toma de decisión. Arnau Palahí se mostraba como el jugador más peligroso por parte visitante, que gracias a sus goles conseguía una renta de tres tantos, 6-9, para poner a los nuestros sobre aviso.

Ramiro Martínez, doce tantos, empezaba su descomunal actuación. El ritmo frenético que impone Zamora castigando todas las perdidas del rival, era llevado a cabo por los velocísimos extremos, que se encargaban de perforar la meta catalana una vez tras otra. Tras dos tantos consecutivos del argentino, los pistachos conseguían una ventaja de dos tantos al descanso, 16-14.

En la reanudación, los visitantes igualaban el duelo gracias, en buena parte, a la actuación de su portero Jordi González. Ramiro volvía a echarse el equipo a las espaldas y no fallaba desde el extremo derecho, donde fue un auténtico filón para los intereses zamoranos, y un dolor de cabeza para Bordils. Zamora conseguía una ventaja de tres tantos para que el partido no se escapara.

30- Rutas del Vino Zamora: Barrientos (Ignasí); Gallego,  Fernando, Cubillas (2), Cordero, Miguel, Iñaki (4), Guillermo (4), Ramiro (12), Mouriño (2), Horcajada, Jaime (1), Dalmau (5), Sergio, Jaime.

28- Bordils: Jordi (Ferrán); Gerard (1), Reixach, Marc (4), Palahi (6), Maso, Joan (1), Marc (3), Zazo, Jairo (3), Adriá, Prat (6), Esteve (4).