Foto: CD Zamarat

El equipo del Zamarat experimentó un declive en diciembre al sufrir dos derrotas en una semana, a pesar de haber iniciado la temporada con una impecable marca de 11-0. Aunque los partidos contra Alcobendas y Cáceres dejaron una resultado negativo, el equipo dirigido por Ricardo Vasconcelos demostró desde el principio que sería un contendiente serio. El equipo zamorano marcha en la primera plaza de la clasificación, empatado con el segundo clasificado.

A pesar de no figurar entre los tres equipos con los mayores presupuestos en la Liga Femenina Challenge, el Zamarat sorprendió a todos con su desempeño. En la cuarta jornada, enfrentaron a Joventut de Badalona, obteniendo una victoria clave de 62-69. Más tarde, en la sexta jornada, se enfrentaron a Ardoi, asegurando su sexta victoria consecutiva al limitar a las locales a 51 puntos.

Sin embargo, las dificultades llegaron en diciembre, con la primera derrota por un solo punto ante Alcobendas y la segunda frente a Cáceres. A pesar de estas derrotas, cerraron la primera vuelta con una victoria luchada contra Mataró.

A medida que avanzaba diciembre, el Zamarat perdió impulso, cediendo la ventaja ganada en enfrentamientos clave. Con la competición retomándose el seis de enero, Zamarat y Ardoi lideran la tabla con doce victorias y dos derrotas, seguidos de cerca por Badalona con un triunfo menos.

En medio de una liga muy competitiva, el Zamarat se prepara para iniciar la segunda vuelta enfrentándose a Mijas en Málaga, un desafío que comenzará a las 17:30 horas del día de Reyes.