Foto: Joventut

Segunda derrota consecutiva del Zamarat (59-65), primera en casa del curso, del equipo zamorano en un fin de semana en el que el conjunto de Ricardo Vasconcelos dejó pasar una gran oportunidad a la hora de poder presionar al líder. Porque el encuentro del Ardoi se vio aplazado por una invidencia en el viaje del Melilla y esto pudo haber permitido a las zamoranas el haber recortado temporalmente las diferencias. Una oportunidad que no pudieron aprovechar sobre el parqué del Ángel Nieto en una noche en la que el Joventut Badalona dominó el partido demostrando que llegan a este tramo final del la temporada en un gran momento de forma.

El partido de las naranjas se tornó complicado tras el descanso, permitiendo que sus rivales remontaran una ventaja de 10 puntos. Ambos equipos necesitaban la victoria, pero quien supo ser paciente logró llevarse el triunfo. Aunque el Zamarat mostró fortaleza en la primera mitad, en la segunda se vio superado por el ritmo de las catalanas, resultando en una derrota dolorosa ante su afición, que presenció la caída de su equipo en vivo.

Los primeros minutos fueron intensos y equilibrados, como se temía, pero las locales fueron imponiéndose gradualmente, cerrando el primer cuarto con una ventaja esperanzadora de 18-13. En el segundo cuarto, el equipo de Vasconcelos tomó el control del partido tanto en juego como en puntos, con una actuación destacada de Kane, quien anotó 13 puntos sin cometer faltas personales, algo inusual y su punto débil. La ventaja de 10 puntos (39-29) al descanso parecía indicar que el trabajo estaba hecho, al menos hasta ese momento.

Sin embargo, en la segunda mitad, el cambio no fue repentino sino gradual. Las catalanas mejoraron en sus lanzamientos de triples, mientras que las zamoranas mostraron una versión diferente. Kane ya no tuvo el mismo acierto y falló la mayoría de sus tiros libres. Con solo 7 puntos anotados por las locales en este periodo, frente a los 15 de sus rivales, el marcador se estrechó a 46-44.

El paso al último cuarto no trajo consigo una mejora en el rendimiento de Vasconcelos, cuyo equipo comenzaba a flaquear. Con calma pero sin pausa, el equipo catalán tomó la delantera con un marcador de 52-55 a falta de 4:13 y mantuvo esa ventaja hasta el final, con un resultado de 59-65, después de un parcial de 13-21.

Esta derrota da un respiro al Juventud mientras que el Zamarat pierde fuelle, cediendo el segundo puesto al Cáceres y dejando al Juventud y Paterna a solo una derrota por debajo. Si Ardoi gana este lunes, se situaría con 3 victorias más que las zamoranas.