Imagen de la final entre Paterna y Celta

La ilusión de La Cordà de Paterna anula a un Zamarat falto de ideas (56-70).

Había llegado la Cordà a la Final a 4 tras derrotar al Joventut de Badalona en su pista y ese elemento pareció ejercer de agente motivador para las de Gloria Estopá. Y es que, desde el primer minuto de partido, el conjunto valenciano dejó claras sus intenciones sobre el parqué de Navia. Un choque al que llegaban sin dos puntales como Awa Fam y Elena Buenavida, pero en el que la incombustible Itziar Germán puso todo de su parte para marcar el camino a seguir. De este modo, La Cordà de Paterna de marchó al primer entreacto con 10 puntos de ventaja dando el primer golpe anímico al encuentro. Unas diferencias que las zamoranas trataron de anular a lo largo de un segundo cuarto en el que la defensa valenciana dio sus frutos, alejando a Ezeigbo de los aros y provocando que las posesiones se agotaran para el equipo zamorano.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Fue, con el comienzo del tercer cuarto, cuando las cosas parecían complicarse para el equipo de Ricardo Vasconcelos, con su rival 8 puntos arriba y su estrella interior mermada por una torcedura de tobillo en la última acción del primer tiempo. Pero no se vino abajo el Zamarat tirando de orgullo y aprovechando el coraje de Isa Latorre para acercarse de nuevo en el electrónico a falta de 5 minutos para el final del partido. Parecía que todo volvía a empezar, pero una vez más, el buen hacer de las valencianas lideradas en esta ocasión por las más jóvenes, dio los frutos deseados. Porque entre Lamana y Morro fueron capaces de firmar hasta 43 puntos con los que poner unas rentas máximas con las que cerrar su pase a la final (56-70). El scenso tendrá que esperar.

En la final el equipo organizador se hizo con el ascenso, La Cordà de Paterna 57- Celta 67