Sin duda, lo que hace diferente y especial a la Euroliga es que cada semana te la juegas. Cada salida es una oportunidad, cada choque en casa un momento clave.

El “caramelo” del primer día en Würzburg, el choque ante Fenerbahce sirve como perfecta publicidad, por sí mismo, de lo que puede esperar esta tarde. Otro duelo ante un grande, otro encuentro para demostrar carácter ante grandísimas jugadoras, otra oportunidad para sufrir y disfrutar, a partes iguales. Así es esta competición. Ese “caramelo”, junto con el primer triunfo a domicilio, hacen que lo de soñar con seguir arriba en el grupo de la muerte esté en nuestra mano, aunque esa mano ha de enfrentarse ante un grandísimo equipo, una vez más.

El partidazo

No hace falta más motivación que recordar el partido pasado, que soñar con vencer a otro equipazo en el futuro. Por eso, seguro, no va a haber un pero en nuestro equipo que tiene que tener, y tiene, los cinco sentidos en uno de esos partidos que sirven para “ubicarte” en la competición europea, de esos que te va encarrilando a las metas. Así ha trabajado duro el conjunto azulón en estas dos jornadas, muy pendientes de las múltiples virtudes del rival para tratar de frenar su capacidad ofensiva y talento, si es que se puede. Para ello es fundamental que el estado físico sea óptimo y, por fortuna, las jugadoras que regresaron tocadas de las ventanas FIBA (Silvia o Elin) siguen evolucionando.

Si la motivación de Avenida cuando juega en Würzburg y en Euroliga se da por descontada, la de Uniqa Sopron debe estar en no meterse en el “hoyo” del grupo. Y es que el subcampeón, que sumará su tercera salida en cuatro encuentros de competición, ya suma dos derrotas (en Francia y Turquía por la mínima) y viene con más urgencias que las azulonas después de volver a confeccionar otra plantilla para estar entre los mejores. Y es que a un plantel, el que dirige el español Roberto Íñiguez, ya dotado de calidad como el del año pasado, se incorporaron otras dos estrellas WNBA como Dupree o Zahui. Si a ellas le unes jugadoras como Turner, Crvendakic o la ex azulona Salvadores, el resultado es un equipazo que ofrece soluciones por todas partes.

Lino López: “Será vital frenar su juego rápido y en transición”

Apenas tres jornadas disputadas y ya hablamos de importancia y relevancia en este encuentro, pero es que “cada partido en casa es muy importante, ya sabemos lo difícil que es ganar fuera, lo ha vivido Sopron perdiendo los dos hasta el momento”, como recoge el técnico azulón Lino López. Será una nueva batalla en toda la pista, “en Euroliga todos los partidos son físicos, el nivel que se permite de contacto es mayor, hay mucha intensidad. Si no te pones a ese nivel, como vimos en Riga, es difícil que puedas ganar”, explica Lino. Precisamente para el gallego, las claves están claras: “son un equipo con mucho talento individual que juegan a un ritmo muy alto, con mucha transición con Turner o Dupree. Defender esos segundos será importante y tendremos que saber leer las ventajas y controlar el rebote”. Todo eso ante todo un subcampeón europeo, “ya han demostrado de lo que son capaces siendo subcampeonas y con los fichajes que a hecho, optan a ganar todo”, concluye López.

 Würzburg, miércoles 28, a las 20:30h Avenida contra  Sopron