Pabellón de "Los Pajaritos". Foto:@Río Duero

Soria ha tenido que esperar más de 15 años para volver a acoger un evento internacional de clubes de voleibol. Será este miércoles, a las 20 horas en Los Pajaritos, cuando Río Duero Soria y OK Vojvodina Novi Sad de Serbia, se midan en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa CEV. Un duelo en el que los sorianos parten con la ventaja de haber ganado 0-3 en Novi Sad (24-26, 22-25, 20-25), por lo que solo necesitan ganar dos set para hacerse con un puesto en los octavos de final, donde espera el ganador del Chênois Geneve (Suiza) y Fino Kaposvar (Hungría) que se jugará en Suiza a la misma hora y donde el cuadro de Ginebra también llega con la ventaja del 0-3 de la ida.

Sin embargo, y a pesar de la ventaja del cuadro soriano, la experiencia del equipo serbio en este tipo de lides es toda una advertencia para que los de Toribio se tomen muy en serio la dificultad del encuentro. También será importante un buen inicio de partido, para tratar de frenar los ánimos de remontada del cuadro visitante, que llegará a Soria con la necesidad de presentar una propuesta de juego muy diferente a la del encuentro de ida.

Tal y como se pudo comprobar en la ida, el equipo serbio cuenta con un nivel de recepción muy alto, lo que permite una buena construcción y opciones de ataque. Para frenarles, en la ida fue fundamental el trabajo tanto en defensa como en bloqueo, cuestiones que igualmente pueden marcar la eliminatoria en el encuentro de vuelta.

Los sorianos seguirán con la baja de San Martín en la demarcación de líbero, al menos de inicio, mientras que los dos contendientes llegan al encuentro después de haber ganado sus dos últimos compromisos en sus respectivas ligas. Así, los serbios ganaron 3-0 al Subotica (25-19, 25-19 y 26-24), mientras los sorianos hicieron lo propio por 3-1 ante San Roque (25-17/29-31/25-16/25-22).