@BMVillaAranda

El Balonmano Villa de Aranda suma una nueva victoria 26-28 ante un rival directo por evitar el descenso. Los de Juan Moreno ya respiran y se sitúan undécimos, aunque tan solo están a un punto de la quema.

En una liga tan igualada como la División Honor Plata, cualquier punto fuera de casa vale doble. El equipo arandino da muestras de la gran mejora que ha dado en este 2019. Hoy, tocaba ganar en Galicia, y los nuestros no fallaron.

El inicio era para los arandinos, que aprovechaban el momento de despiste del equipo local para endosarle un rápido parcial de 0-3. Conforme pasaban los minutos, los gallegos se iban entonando y ponían en apuros a los amarillos, tanto, que al descanso ya ganaban 15-14.

Pero si en algo han mejorado los pupilos de Moreno es en los momentos de máxima tensión. A los nuestros ya no les tiembla la mano en los instantes decisivos. Matheus Almeida, con nueve tantos, se convertía en el héroe del partido. Al brasileño no le podían parar.

Los diez últimos minutos fueron de infarto. Con alternancias en el electrónico, parecía que la victoria caería del bando local, pero un último arreón de los castellano y leoneses con un parcial 2-5 decantaba la balanza para Aranda.

 

26- Novas: Roberto (Roberto;), Iago (1), David (3), Andrés (4), Paulo (2), German (2), Pedro (6), Kevin, Carlos, Óscar (4), Miguel, Manuel, Yago, Carles (2), Flores (2).

28- Villa de Aranda: Luis (1) (Ricardo); Julián (1), Costa, Cerrotta, Grandi (5), Nico (3), Víctor (2), Llorens, Rodrigo (4), Almeida (9), Elustondo (3), Moledo.