Foto: Amorebieta

Victoria para el Burgos CF, empate del Mirandés y derrota del Real Valladolid, en la jornada número 18 de Segunda.

Levante UD y Real Valladolid regalan un duelo trepidante, difícil de imaginar, imprevisto, en el que los puntos se quedan en Valencia (2-1) a pesar de los intentos blanquivioletas. Hay noches difíciles de imaginar. De las que se cuentan al día siguiente y cuesta creer. El guion del Levante Real Valladolid tuvo bastante de eso, sobre todo en el tramo final en el que los locales pudieron sentenciar y los visitantes empatar desde los once metros, sin éxitoAntes de eso tuvo lugar una primera parte trepidante, de poder a poder, con tres goles de nivel que privaron al Pucela de los puntos en un duelo entre aspirantes al ascenso. Ambos equipos fallaron un penalti.

Mirandés y Racing protagonizaron un empate sin goles (0-0) en Anduva en un emocionante partido de fútbol. Se puede debatir si alguno merecía la victoria, pero resulta sorprendente que no se hayan visto goles en ambas porterías. Los equipos de Alessio Lisci y José Alberto López generaron numerosas oportunidades en un encuentro atractivo y vertical que merece elogios.

El Burgos CF celebró su primera victoria fuera de casa de la temporada al vencer al Amorebieta (0-1) en Lezama. La clave del triunfo fue un desafortunado autogol de Félix Garreta, defensor del equipo vasco, que intentó despejar un remate de Fer Niño proveniente de un centro de Dani Ojeda. Los de Bolo suman tres valiosos puntos a domicilio. Con esta victoria, el Burgos CF sonríe finalmente lejos de su terreno de juego.