Santa_Marta_Majadahonda
Segunda victoria consecutiva da la UD Santa Marta tras imponerse la pasada jornada a La Granja en un comienzo liguero que pone al equipo en los puestos de arriba tras sumar 6 puntos de 6 en juego.
Un gol de Gonzalo en la primera mitad encarriló el encuentro, que se complicó en la segunda con la expulsión de Lladó. Pero el equipo demostró raza, se sacrificó y pudo ampliar el marcador, aunque en el último minuto el Rayo Majadahonda también estuvo cerca de lograr el empate. Pero al final, los puntos se quedaron en casa.
El Santa Marta arrancó el partido con un ritmo intenso, con una fuerte presión y con mayor control de balón. Dominaba el juego, pero faltaba profundidad. Hasta que Lladó comenzó a erigirse en protagonista y mediada la primera mitad comenzó a exhibir su explosividad y enviando centros al área. Tras una primera ocasión que salvó un defensa entre Gonzalo y Carlos, llegó el primer tanto, en el minuto 23. Tras un rechace, Gonzalo disparó desde la frontal y anotó el primer tanto del curso.
Y acto seguido pudo llegar el segundo, con otro buen centro de Lladó y el remate de Gonzalo se marchó fuera por muy poco. Hasta el descanso, el juego se igualó con mayor prevalencia de las delanteras sobre las defensas, aunque, eso sí, sin moverse el marcador.

La segunda parte, más complicada

En la reanudación, nueva ocasión clarísima para el Santa Marta. En este caso, Mario se plantó ante el meta visitante y su disparo se marchó fuera por muy poco.
El partido se le complicó al Santa Marta con la expulsión por roja directa de Lladó, en el minuto 63, por protestar, lo que obligó a Sergio Hernández a reestructurar el equipo, pasando a Gonzalo como único punta.
A pesar de jugar con inferioridad, el equipo se mostró muy sólido e incluso pudo sentenciar con dos buenas ocasiones de Pablo en acciones a balón parado. Lo mejor es que la organización defensiva apenas tuvo fisuras y el Rayo Majadahonda tan solo dispuso de una ocasión para empatar, en el tiempo añadido. Pero al final, los puntos se quedaron en casa.