Varios clubes tanto de Castilla y León, como del resto de España han comenzado a movilizarse solicitando que en la presente temporada no se ejecute ningún descenso, en Segunda B y Tercera al considerar, «que la competición, desde su inicio, ha estado totalmente desvirtuada, no habiendo competido los clubes en las mismas condiciones».

Entre el argumentario expuesto se encuentran la gran cantidad de partidos aplazados, existiendo Comunidades Autónomas, como es el caso de las Islas Canarias, en dónde la competición ha llegado a estar suspendida hasta cerca de dos meses. Según datos que manejan estos equipos, entre Segunda División “B” y Tercera, se han suspendido un total de 525 partidos.

En el documento presentado se recuerda que, «el principio fundamental de una competición deportiva que todos los clubes se enfrenten entre si en las mismas condiciones, de ahí que al inicio de cada temporada deportiva se establezca un calendario competicional», algo que a su juicio en esta temporada no ha ocurrido.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Ante lo que presumen, por otra parte, una violación de la propia normativa federativa, solicitan dejar sin efecto los descensos de Segunda División “B” y Tercera División,