Bembibre no pudo sumar su séptima victoria ni dar un paso importante en la lucha por la permanencia después de la derrota (73-76) ante Tenerife en un partido que llegó a la prórroga. Pudo llevarse el encuentro el conjunto berciano antes del tiempo extra, pero salió cruz esta vez la moneda. Faltó primero acierto y después la veteranía que demostraron las insulares en los últimos cinco minutos y que les permitió sumar el sexto triunfo para igualar en la clasificación. Queda, eso sí, el average favorable a las bercianas, muy lastradas en esta ocasión por las pérdidas (19).

La precipitación y algunos errores de lectura cortaron, sobre todo en el tiempo extra, el ritmo de un equipo muy precipitado en los últimos minutos y muy condicionado desde los primeros minutos del cuarto periodo por las faltas. Apenas tres tiros libres para las de Pepe Vázquez en los últimos 15 minutos, mientras que las visitantes visitaron el 4,60 hasta en diez ocasiones en ese tramo decisivo, una diferencia que acabó marcando el devenir de un encuentro que pudo caer para cualquier bando, aunque este desenlace siguió el habitual guion de partido del equipo que más tiros libres genera en la Liga Femenina.

Ya desde el principio fue una montaña rusa, pues empezaron bien las bercianas, que consiguieron enlazar seis puntos sin respuesta rival para tener la primera ventaja. Sin embargo, respondieron las visitantes con un parcial de 0-7 que volvió a voltear el resultado. No iba por el buen camino el partido para los intereses rojillos, con muchos puntos recibidos en estos minutos, y se presentó el primer problema con las dos faltas de Marianne Kalin, pero la segunda unidad repuso una mínima renta tras un parcial de 9-0 que cerró Laura Méndez. Cinco puntos de Ainhoa Lacorzana pusieron el 22-17 al final del primer acto.

Hubo un momento de duda cuando las tinerfeñas dieron la vuelta al marcador gracias a los buenos minutos de Tijana Krivacevic, que robó en la contra que selló la remontada con asistencia a Emmanuella Mayombo. Paró el choque Pepe Vázquez y su equipo volvió a tomar ventaja. Un triple lejano de Amber Melgoza, que acabó con 17 puntos, puso el 32-27 y obligó a Claudio García a pedir tiempo muerto, si bien no frenó el buen momento de las bercianas, que castigaron con un 2+1 de una Kalin pletórica y que aportó 12 tantos. Una canasta de Anna Palma puso el 37-31 con el que se llegó al intermedio.

Se volvió a atascar el ataque berciano tras la reanudación y las laguneras volvieron a dar la vuelta al marcador tras un 2+1 de la talentosa Haley Gorecki. Los puntos de Kadri-Ann Lass sostuvieron a las del Bierzo Alto y Méndez volvió a darles una leve ventaja (48-46). Los primeros puntos de Tina Jakovina ampliaron la renta, pero las visitantes volvieron a equilibrar tras otro acierto de Gorecki precedido de un despiste aprovechado por Krisztina Raksányi. Helena López puso el 53-52 con el que se llegó al cuarto asalto desde el 4,60.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Se complicó el partido para las locales al inicio de este cuarto periodo, ya que las tinerfeñas consiguieron ponerse en ventaja. Sin embargo, un 2+1 de Lacorzana y un triple de Djéneba N’Diaye reactivaron las opciones rojillas. Volvieron a igualar gracias a Theresa Plaisance las isleñas y Vázquez volvió a parar el choque. El bonus, favorable muchos minutos a las visitantes, condicionó la defensa local y el partido volvió a ponerse a favor de las insulares con el 67-69 a falta de un minuto. Sin embargo, una antideportiva de Raksányi sobre Melgoza a 25 segundos sirvió para igualar y forzar la prórroga por los errores posteriores.

El tiempo extra fue una tortura para las del Bierzo Alto, que apenas anotaron dos canastas, el 71-72 y el 73-76 que sería definitivo y que sirvió, como mal menor, para salvar el average. La precipitación castigó mucho a las de Pepe Vázquez, cuyas opciones de vencer se diluyeron con dos tiros libres de Ocete a falta de medio minuto. Aún tuvo alguna posibilidad de igualar en la última jugada, pero Melgoza no pudo ni siquiera tirar y fue al suelo después de un agarrón ostentoso de Ocete, que le había sacado una falta en ataque antes con su habitual flopping exagerado. Ni una falta se señaló a las tinerfeñas en toda la prórroga, demostrando que, como se suele decir, ‘tienen mucha mili’