Entrenamiento del equipo burgalés

Castilla y León volverá a contar con dos equipos en la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas, el BSR Valladolid que milita en ella desde su ascenso a la máxima categoría del baloncesto en silla de ruedas en la temporada 1998-1999, y el Cid de Burgos que logró el ascenso en la pasada campaña, vuelve a una categoría que ya le es familiar.

La División de Honor vuelve con más fuerza que nunca. Consolidada como la liga más potente del mundo, todos los ojos de este mundillo estarán pendientes de lo que ocurra en esta competición. Los mejores jugadores españoles estarán acompañados por internacionales de las mejores selecciones del mundo, destacando la llegada este año al Bidaideak Bilbao BSR de Patrick Anderson, canadiense considerado el mejor jugador del mundo.  Una estrella más para la competición.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Este sábado el Cid Burgos comenzará la temporada 2023/2024 en la División de Honor como local, 17 horas en el Polideportivo José Luis Talamillo, enfrentándose al equipo con el que jugó el último partido de la temporada pasada, el  IMF Getafe BSR, en la final de la fase de ascenso celebrada a mediados de abril, los burgaleses vencieron con solvencia proclamándose campeones y ascendiendo de categoría. Poco después los de Getafe también consiguieron el ascenso en el partido de promoción, con lo que los dos equipos consiguieron su objetivo la temporada pasada.

En cuanto al equipo burgalés, se mantiene el bloque de jugadores que el año pasado consiguió el ascenso, sumándose a la plantilla del Burgos dos jugadores argentinos. Jazmín Sallis jugará su segunda temporada en España, ya que el año pasado jugó con el FDI Leganés,  donde realizó una destacada actuación. Se trata de una jugadora de clase 1,5. Con ella llega un viejo conocido de la afición burgalesa, Cristian Gómez. El también jugador argentino ya vistió la camiseta de este club en las temporadas 2011/2012 y la 2012/2013.

De hecho, la otra novedad importante del Burgos, el entrenador Matteo Feriani, define la temporada que se avecina como “un aprendizaje constante”. El nuevo entrenador burgalés valora así el trabajo de las primeras semanas: “Aunque no hemos podido trabajar mucho juntos,  ya han quedado claras muchas ideas y donde nos tenemos que concentrar más para poder sacar resultados positivos. Seguramente al día de hoy no estamos preparados para ganar la liga, pero estoy convencido que podemos llegar a darles trabajo a muchos equipos. Nos falta todavía técnica individual, confianza y conocernos. Pero todos ellos son detalles que,  si vamos juntos,  podemos mejorar. Ese proceso puede llegar a ser muy divertido para los jugadores y, por qué no, también para los aficionados que se acerquen a vernos.”

Por su parte el BSR Valladolid debutará este sábado (18h.) en Vélez-Málaga ante el Amivel.

Los vallisoletanos llegan de quedar en la cuarta plaza de la Supercopa de España, competición en la jugó con sólo cinco jugadores y un sexto, Jelmer Van Brunschot, que se estaba recuperando de una lesión.

Los andaluces en el pasado curso quedaron en la octava posición, cinco por debajo del equipo vallisoletano, que fue tercero, con 4 victorias más que los malagueños