Un sótano donde “apenas caben 20 personas” y un vestuario donde “apenas caben cuatro”. Así han definido los usuarios del nuevo gimnasio municipal palentino los usuarios de acuerdo a lo informado por radio Palencia. Un cambio que tenía caracter provisional pero se prolonga en el tiempo y que impacta fuertemente al servicio que reciben los usuarios que, en muchos casos, renovaron por un año con la promesa de que pronto recuperarían la normalidad.

La molestias que sufren los usuarios son mútiples: el local apenas tiene altura, por lo que esimposible anclar las espalderas, y no hay espacio suficiente para todas las máquinas. Para solucionar este último problema, el ayuntamiento se habría plantado derribar los tabiques.

Los usuarios, que han pedido sin resultado reunirse con el alcalde, se encuentran actualmente recogiendo firmas y plantean movilizaciones y acudir al pleno municipal a expresar su malestar.

El gimnasio anterior, ubicado en el complejo polideportivo Eras de Santa Marina ha estado los últimos meses en reformas pero están a punto de concluir. Han tenido un coste de 266 000 euros y supondrán un ahorro de 20 000 euros anuales en electricidad por la mejora de eficiencia. El gimnasio, sin embargo, sigue sin ubicación definitiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here