Cualquier adjetivo que se le ponga a la temporada que está haciendo Unionistas de Salamanca comienza a quedarse corto. El equipo charro venció en la undécima jornada al Pontevedra CF (1-0) gracias a un solitario gol de Aythami desde el punto de penalti en una definición a lo Panenka en la primera mitad que sirvió para amarrar tres puntos más y consolidarse en lo más alto de la clasificación.

Hace ocho partidos que Unionistas de Salamanca no conoce la derrota y la increíble cifra de siete encuentros consecutivos sin encajar ni un solo gol. La seguridad defensiva de los de Hernán Pérez es alucinante y el bloque muestra una seguridad defensiva muy alta, si bien es cierto que el Pontevedra tuvo ocasiones muy claras como para haber echo saltar esta racha por los aires.

El choque comenzó dubitativo para ambos conjuntos, sin grandes ocasiones, pero poco a poco USCF fue cogiéndole el pulso el partido. Tanto, que los últimos 20 minutos de esta primera mitad fueron tan sólo de color blanquinegro. Unionistas CF realizó sus mejores minutos ofensivos de lo que va de año de largo y a punto estuvieron Viana o Cris Montes de encontrarse con el gol.

Lo consiguió Aythami desde el punto de penalti con un lanzamiento a lo Panenka, demostrando la sangre fría del delantero en un momento tan importante. Pudo sentenciar el choque Unionistas de Salamanca en este tramo, pero el segundo gol no llegó.

En la segunda mitad de nuevo Viana tuvo un claro mano a mano con el ex unionista Mario Fernández que no pudo transformar el gol, y el Pontevedra se creció en los instantes finales. Un larguero y una intervención milagrosa de Serna evitaron el empate. Los gallegos lo intentaron hasta el final incluso con un hombre menos, pero los tres puntos y el liderato se quedaron en Salamanca.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Dos partidos sin encajar, cuatro puntos de seis, pero está claro que lo hecho no va a valer, que lo importante es lo que se haga cada día y el Salamanca UDS este domingo caía en Coruxo ante un rival directo en un partido donde los charros fueron superiores pero donde no fueron capaces de perforar la portería de Alberto, gran protagonista por parte de los gallegos, y eso que las tuvieron de todos los colores.

La primera parte estuvo igualada hasta la lesión de Mangana, que obligó a Nacho Alonso a recomponer la defensa. A partir de ahí, el Salamanca se hizo dueño del partido y gozó de varias ocasiones claras. Primero, a los diez minutos lo intenta Fer con una volea en semifallo. A los 17 es Molina el que envía a las nubes una buena asistencia de Pîma. Las ocasiones caían del lado de los salmantinos, que parecían dueños y señores del encuentro. A los 20 mionutos, Arroyo también envía alta una asistencia de Molina en una internada de la derecha. Sin embargo, tan claro estaba el dibujo que terminaba por ‘romperse. A los 36 minutos, en una jugada por la derecha, De Vicente asiste a Silva que no perdona y que deja helados a los charros, que dominaban totalmente el encuentro. Aun así, antes del descanso Alberto impedía el gol de Fer en un gran disparo en el minuto 40.

En la segunda mitad el Salamanca, como no podía ser menos salió a por todas y ya en el 49 gozaba de una clara ocasión en un remate en el segundo palo de Casado al que no llega en semifallo Anderson. Un minuto después lo intenta Fer Llorente con un disparo que atrapa Alberto. Sin embargo, un par de ajustes de Míchel Alonso con los cambios conseguía igualar las fuerzas. El Salamanca quería pero, en esta ocasión, el peligró moría al borde del área.

A falta de diez minutos, Escobar daba entrada a Mora y a Telles. Mora, que gozaba de los primeros minutos desde la llegada del míster pacense, lo intentaba a pierna cambiada desde la izquierda, pero el Coruxo controlaba bien mientras las piernas pesaban ya demasiado para las huestes charras. En el 89 en una contra, Barbero se lucía en un mano a mano con Valiño, pero ya valía para poco. Pudo llegar el empate con un disparo de Telles en el descuento, pero Alberto, bien colocado, recogía el esférico.