Primer folio de los Estatutos del CD Burgos CF

Algunos siguen empeñados en apropiarse de lo que no es suyo; el Burgos CF es un claro ejemplo de ello. La historia competicional del equipo gestionado por los Caselli se inicia en 1994, y no a principios del pasado siglo XX, como la entidad blanquinegra publicita. Además durante las últimas semanas se ha puesta de moda decir que el equipo, desde 1983 hasta 1994, sólo estuvo “inactivo”, información totalmente incierta.

Según la sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos, a la que castillayleonesdeporte.com ha tenido acceso (que se puede consultar aquí), el Burgos CF desapareció en 1983, y fue refundado en 1985, bajo la denominación de Club Deportivo Burgos CF, aunque no comenzó a competir hasta 1994, la sentencia es clara, “por lo tanto, ninguna objeción hay en cuanto a que el Burgos Club de Fútbol existente en 1983 se disolviese por acuerdo adoptado en Asamblea general” y añade, “en todo caso, nada de ello empece a que deba tenerse al Burgos Club de Fútbol primeramente existe por disuelto en 1983 y que, por ello, no es el mismo que el existente a partir de agosto/octubre de 1985″.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Sí que es verdad que Quintano Vadillo, para muchos, culpable de la desaparición del genuino Burgos CF, y artífice de la refundación, copió todos y cada uno de los símbolos del equipo fenecido: escudo, equipación y casi denominación, incluyendo en la misma la coletilla “Club Deportivo” Burgos CF, quizá por motivos legales, quizá para evitar que se le pudieran reclamar deudas del extinto Burgos CF.

La Federación sí aceptó esos estatutos del CD Burgos CF en 1985, algo que ahora sorprende, y sería imposible de acometer, al mimetizarse la nueva entidad con la desaparecida. Hoy también sería imposible desligar al equipo filial de las responsabilidades del equipo nodriza. Algo que sí ocurrió en 1983, cuando al filial del Burgos CF, el Burgos Promesas, que militaba en Tercera División, se le concedió la potestad de desvincularse del Burgos CF y de su desaparición, para crear el Real Burgos, y comenzar a competir en Tercera.

Ejemplo de lo contrario, ha ocurrido en tiempos más recientes. La Federación Española de Fútbol decidió descender a todos los equipos del CF Salmantino, anteriormente filial de la extinta UDS Salamanca, hasta la última categoría futbolística, al considerar que era la misma entidad que la UDS, desaparecida meses antes. Con lo que el equipo, que militaba en Tercera División, fue descendido a categoría provincial. Ahora, años después, el equipo milita tras el cambio de denominación en 2RFEF como CF Salamanca UDS.

El portal web lafutbolteca.com, que recoge la historia de los principales equipos de España, distingue de manera evidente a ambos conjuntos, tanto en Burgos, como en Salamanca.