Foto: @UnionAdarve

El Salamanca ha logrado una victoria ante el Unión Adarve por 0-1 en el partido correspondiente a la vigésimotercera jornada del Grupo 1 de la Segunda División B.

El encuentro de ida entre ambas escuadras se saldó con muchos goles. El cuadro salmantino se lo llevó por 4 a 3.

Pese a que en la primera mitad no hubo goles y apenas jugadas destacadas, fue una jugada en la que el balón estaba parado la que marcó esta primera mitad. El árbitro señala tarjeta roja directa a Lozano Armando. El árbitro entiende la expulsión mientras el balón estaba detenido y un grupo de jugadores esperaba el centro de una falta en las inmediaciones de área. Lozano golpea con el codo a un rival y éste cae al suelo. Desde entonces los salmantinos afrontaron el encuentro con un jugador menos.

La segunda mitad arrancó con un Adarve muy centrado en conseguir el gol. Varias jugadas muy continuadas en los primeros 5 minutos en los que el Salamanca lo estaba pasando mal. La reacción de los castellano y leoneses a esta ráfaga de ataques fue una de las ocasiones más claras del partido. Asdrubal se quedó solo con el guardameta local y éste, bien colocado, logró desviar la bola a corner.

La superioridad numérica de los de casa no amedrentaba al Salamanca que intentaba sacar oro de onde podía. Y eso hizo en el 70, tras una falta al centro del área de Iván Calero que no remata nadie y se acaba colando en la red, anotando el primero para el conjunto castellano y leonés.

Un gol seguido de alguna jugada más de peligro para los visitantes, que acababan de recibir una inyección de moral.
El Adarve lo intentó hasta el final. Hubo momentos en los que el empate se palpaba y momentos en los que el 0-2 estaba más cerca. Pero, finalmente, el encuentro se cerraba con el 0-1 favorable a los visitantes.

El próximo domingo toca derbi salmantino. El Salamanca se verá las caras con el Guijuelo a partir de las 17.00 horas.