Foto: Basketball Champions League

La eliminatoria de la Basketball Champions League (BCL) entre el Hereda San Pablo Burgos y Darussafaka se definirá en su última cita este jueves, desde las 20:30 horas, en el Coliseum. Los actuales campeones europeos tratarán de desequilibrar a su favor un encuentro que les otorgaría el pase a la ronda de octavos de final de la competición, una tarea para la que contarán con el calor de su afición en la grada.

Sin apenas tiempo para el descanso tras el duelo del martes en Estambul, los de Paco Olmos han viajado temprano en la mañana de este miércoles de vuelta a Burgos, donde han realizado una sesión de recuperación antes de afrontar el partido de mañana. El entrenador valenciano ha sido el encargado de analizar en la previa este tercer y definitivo duelo del Play-in continental.

“Tenemos que ser un equipo mentalmente fuerte, saber que vamos 1-1 en la eliminatoria y que está todo en nuestras manos, más jugando en casa”, ha apuntado Paco Olmos en el regreso de la expedición a Burgos. El técnico ha puesto en valor “la oportunidad de jugar el tercer partido en casa”, una ventaja que “nos hemos ganado durante las fases anteriores”.

Sobre la derrota encajada el martes, el técnico ha analizado varios factores, más allá de las nuevas situaciones en el juego: “El equipo ha tenido casos de COVID-19, ha estado catorce días sin competir, entrenando en unas situaciones donde se pierde el ritmo y ahí es donde tenemos que hacer un esfuerzo”. En cuanto al resto de aspectos sobre la cancha, Olmos ha señalado que “hay que intentar, día a día, mejorar sobre las ideas que estamos poniendo en práctica”.

Algunas de las claves más inmediatas pasarán por “intentar ser sólidos en la defensa, ser mejores en el rebote, ante un equipo que lo carga mucho, tener claro dónde están sus focos de anotación, llevarlos a medio campo…”. En lo que respecta a las acciones ofensivas, el entrenador del Hereda San Pablo Burgos ha explicado: “Tenemos que jugar contra su energía y contra su contacto. Ellos ayer nos sacaron de nuestra zona de confort, de donde queríamos poner el balón y de donde queríamos tener nuestros focos de ataque. Tenemos que ser capaces de utilizar ese mismo contacto en ataque para que nuestro juego dinámico y fluido tenga validez”.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Para lograrlo, el valenciano ha destacado como un factor fundamental el aliento que los seguidores le brindan al equipo en cada encuentro en el Coliseum: “La afición siempre ha estado con nosotros y empuja al equipo. Esa energía que nos faltó ayer en las situaciones en las que, en un momento dado, nos caímos, seguro que mañana vamos a tener ese plus con nuestra gente”.

“Todos nos aferramos al Coliseum mañana, a la afición que siempre está apoyando al equipo”, ha recalcado Olmos, que ha añadido: “En 24 horas, se trata de recuperar los cuerpos, de recuperar la mente, pero luego a la hora de jugar tenemos que tener ese plus, que tiene que ser lo definitivo para que el partido se pueda venir hacia nosotros y podamos seguir defendiendo el título de la Basketball Champions League”.

Con el 50% de aforo permitido, la afición tratará de convertirse en ese factor determinante para conquistar una victoria que le daría al Hereda San Pablo Burgos el pase a los octavos de final de la competición europea. El tercer partido del Play-in ante Darussafaka arrancará mañana jueves, a las 20:30 horas, en el Coliseum.