El UBU San Pablo Burgos y el Tubos Aranda Villa de Aranda jugarán este domingo, a las 12:00 horas en el polideportivo municipal de Roa de Duero, el primer derbi en competición oficial de la Historia. La primera ronda de la fase de clasificación de la Copa Castilla y León será la que ponga la emoción a esta pretemporada en la que ambos conjuntos se tendrán que enfrentar en el Grupo A de la liga regular de División de Honor Plata.


El encuentro, fue presentado este jueves en el Monasterio de San Agustín, sede del Instituto Provincial para el Deporte y la Juventud (IDJ) de la Diputación de Burgos. En el acto, comparecieron el diputado provincial de deportes, Ángel Carretón; el presidente del Club Balonmano Burgos, Miguel Méndez, y el entrenador del UBU San Pablo Burgos, Nacho González.


Carretón quiso resaltar el «orgullo» que supone contar con dos clubes de balonmano en División de Honor Plata, algo que convierte a Burgos en una de las «provincias en España que cuentan con más balonmano a alto nivel». También subrayó que la Diputación siempre trata «colaborar con los clubes en la medida que puede» y agradeció la buena disposición de estos de llevar el partido a otros núcleos de la geografía provincial. En este aspecto incidió también Miguel Méndez, quien se mostró «muy satisfecho» de que el club haya «conseguido por fin jugar un partido en la provincia», algo que se había intentado en anteriores ocasiones, sin que llegara a cristalizar.


El choque será el primero de preparación para el conjunto rojinegro, que comenzó los
entrenamientos el 4 de agosto, si bien hasta el pasado martes no vio completada su plantilla con la incorporación de Sebastián Ceballos y Ruslan Dashko, quienes llegaron más tarde por cuestiones burocráticas. Por contra, el bloque ribereño acumula en este periodo veraniego varios amistosos de nivel como los disputados ante Anaitasuna, Viveros Herol BM Nava y Torrelavega.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter


El equipo dirigido por Nacho González empezará a evaluar el estado de un grupo renovado en gran medida, en el que se cuentan 8 renovaciones y 7 fichajes además de dos jóvenes que realizan la pretemporada con el primer equipo. Más allá de la duda de si se llegará a incorporar otro efectivo que complete la primera línea, el conjunto con el que cuenta el técnico cidiano es sólido y talentoso, lo que puede compensar la falta de rodaje necesario para ensamblar todas las piezas.


Para el técnico cidiano, este choque es «el preámbulo de la liga entre dos grandes equipos que pretenden estar en la parte alta». El preparador remarcó que su equipo se encuentra actualmente en una «fase muy inicial de la pretemporada», en la que aún están «asentando el modelo de juego», si bien el gran bagaje de algunos de sus efectivos y la calidad de todos ellos serán armas suficientes para pelear contra un gran rival. «Villa de Aranda es un club histórico, que viene de Asobal y que mantiene un grupo importante de jugadores el curso pasado», explicó. Entre ellos, González destacó a «Luis de Vega, Nico, Javi García, Julen Estuondo o Víctor Megías», jugadores «con una trayectoria en el balonmano nacional bastante importante». Una plantilla que sitúa a los ribereños como «favoritos al ascenso a Asobal» en la liga regular, completó el entrenador cidiano.