Tropiezo del Real Valladolid B en su visita a Irún. Los del Promesas han caído por 2 goles a 0 ante el Real Unión, fruto de uno de esos errores tontos que acaban en penalti.

Tras la importantísima victoria de la semana pasada, el Real Valladolid Promesas llegaba a este encuentro, relativamente asequible, con ganas de asestar un golpe que le devolviera a la primera plaza de la clasificación.

Pero los primeros compases le pusieron difícil la cosa al equipo visitante. Un penalti tonto señalado en el minuto 5, tras un remate de cabeza que tocaba en la mano de Raúl Navarro, condicionaría el primer tiempo.
Jorge Galán no perdonaba desde los 11 metros y hacía el primero.

Lo intentó el Real Valladolid B a lo largo de la primera mitad, sin éxito de cara a la portería. Ambos se marcharon al descanso ya con ese 1-0.

Un marcador que parecía definitivo hasta que en el minuto 87, Etxaburu, pilla a media salida al meta pucelano y hace el 2-0.

Aún tenía pólvora en la recámara el Real Valladolid B. El capitán visitante, Raúl Navarro se desquitaba del fallo que provocó el penalti y sellaba el resultado final con un tanto que dejaba la cosa en 2-1.

Y estuvieron cerca de lograr el empate en Irún, aunque el marcador, que les pisaba los talones, les hizo imposible culminar la gesta para salvar un punto. Con este son 3 de los 4 partidos que el conjunto del Pisuerga ha perdido fuera de casa, por lo que parece obvio que el Promesas tiene trabajo que hacer en sus visitas a domicilio.

Con todo aún por jugar en esta octava jornada, el Real Valladolid se ha colocado, provisionamente, como Segundo en la tabla, con 15 puntos.