El delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández, y la alcaldesa de El Tiemblo, Henar González, han visitado los trabajos de mejora para la regulación de accesos a El Castañar, unas obras de la Junta de Castilla y León con la colaboración del Ayuntamiento. En esta visita también han participado la jefa del Servicio Territorial de Medio Ambiente, Rosa San Segundo, y el director conservador de la Reserva Natural del Valle de Iruelas, Nicolás González.

Dentro de las labores de gestión de la Reserva, la Junta de Castilla y León ha establecido un punto de información en la entrada principal de El Castañar, con la colocación de una caseta y la presencia de un monitor ambiental que informa sobre las pautas y normas de la visita durante los fines de semana y festivos. Por ejemplo, trasladar la obligación de no abandonar la senda señalizada, de no recoger castañas y de mantener unas adecuadas pautas de comportamiento como no dejar basuras, llevar los animales de compañía controlados y no emitir ruidos estridentes. Igualmente se han incrementado las labores de vigilancia.

Durante esta temporada otoñal se ha dado continuidad a la regulación de accesos establecida por el Ayuntamiento de El Tiemblo, reduciendo el número de vehículos privados foráneos que pueden acceder diariamente a la zona y disminuyendo la frecuencia horaria del transporte público, con el fin de reducir el número de visitantes diarios.

Además, en los últimos meses, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de El Tiemblo han impulsado en El Castañar una serie de medidas extraordinarias de seguimiento y análisis, acordadas tras una visita conjunta entre los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio y de dicho consistorio. Se ha realizado un inventario forestal exhaustivo empleando las técnicas más modernas, como el uso de drones con visores fotográficos y espectrales para obtener información sobre el estado de vigor vegetativo de la masa forestal. Al mismo tiempo, se ha diseñado un estudio fitosanitario por parte del Centro de Sanidad Forestal de Calabazanos (Palencia) y se ha realizado la diagnosis de la situación desde el punto de vista del uso público, con una propuesta de directrices de gestión a través de Europac España, el órgano más prestigioso en estas labores a nivel nacional.

Los resultados de estos estudios y sus conclusiones serán trasladados, en la medida de lo posible, tanto a la ordenación del Monte como al Plan Rector de Uso Gestión de la Reserva Natural, que, como se ha mencionado anteriormente, se hallan en elaboración.

El Castañar de El Tiemblo está incluido en un Monte de Utilidad de Pública, que ya fue objeto de una primera Ordenación en 1955, cuando se culminó un estudio detallado y se establecieron las pautas básicas de su gestión para garantizar su persistencia. En la actualidad este monte está concluyendo la 5ª Revisión de la Ordenación Forestal, por lo que en un tiempo prudencial se iniciarán los trabajos de la siguiente revisión, donde se vuelve a analizar, entre otras, lo ocurrido en el periodo pasado, se compara con un nuevo inventario forestal para ver la marcha de la ordenación, se analizan los problemas que hayan surgido y se proponen las medidas más acordes para el nuevo periodo.

Igualmente, debido a su inclusión en la Reserva Natural del Valle de Iruelas desde 1997 y en la Red Natura 2000, en estos momentos se están planteando en El Castañar nuevas pautas de gestión del uso público y la orientación que debe darse al futuro como elemento relevante de la Reserva Natural a través de la elaboración de un Plan Rector de Uso y Gestión. Por todo ello, es un momento especialmente adecuado para analizar en profundidad el estado del monte y plantearse su futuro.

Además, desde la Reserva Natural se está redactando una propuesta de conservación de El Castañar, que se llevará a cabo en los dos próximos años y que pretende mejorar diversos aspectos de su conservación y uso público y en la que se va a plantear la posibilidad de realizar visitas guiadas organizadas desde la Casa del Parque.

En definitiva, desde la Junta de Castilla y León y en colaboración con el Ayuntamiento de El Tiemblo se trabaja para hacer posible la conservación, el uso público y el desarrollo socioeconómico de la zona. La Junta solicita y agradece a todos la visitantes, locales y foráneos, un adecuado comportamiento y el cumplimiento de las normas establecidas, para que la visita a El Castañar se haga con responsabilidad y respeto, tanto para el medio natural como para el resto de usuarios.

El Castañar de El Tiemblo es un enclave singularmente relevante desde el punto de vista ecológico y social, y constituye un polo de atracción turística para el municipio. Su uso y conservación es una tarea prioritaria para la Junta de Castilla y León, que estima que este enclave debe ser regulado para evitar su degradación y que se deben habilitar unos usos más atractivos compatibles con su conservación.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter