Buena jornada para los equipos de Castilla y León en Leb Plata. El Tizona aprovechó la victoria del Teknei Zornotza ante el Ourense que terminó cediendo su liderato, del Grupo Oeste, a los burgaleses.

El Aquimisa ganó en Marbella (58-71)y seguirá luchando por la salvación, a falta de cuatro jornadas podrá seguir luchando por la permanencia en la LEB Plata, ahora a dos victorias. El partido quedó encarrilado tras el descanso, con un parcial de 0-16 en los cinco primeros minutos del tercer cuarto.

Se suspendió el partido del CB Zamora a causa de casos COVID-19 en el Morón, los zamoranos siguen en sexta plaza.

Por su parte el Ciudad de Ponferrada se desinflaba en el último cuarto y sufría una dolorosa derrota ante el Grupo Alega Cantabria (60-73). El conjunto berciano se vino abajo en el último periodo. Todavía no se ha logrado la clasificación para las eliminatorias por el ascenso, de todas formas son quintos en la tabla.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El Tizona de Burgos suma un nuevo triunfo ante el Melilla Sport Capital (90-71).

El partido comenzó con un Tizona muy superior, pero con exceso de revoluciones. Desde el inicio, los pupilos de Francis Tomé llevaron la iniciativa, consiguiendo llevar la dirección del marcador desde el inicio.

Fue solo el exceso de revoluciones del inicio lo que hizo que los azulones erraran demasiado pese a cuajar un gran partido, lo que aprovechó el Enrique Soler para colocarse en una ocasión por delante en el marcador. Fue en el 8-11 en el ecuador del primer cuarto con un triple de David Orrit.

Iván Martínez devolvía con un soberbio triple la igualada y Francis Tomé buscaba calmar al equipo con una sustitución triple con la entrada de Papi Diene, Ale Bortolussi y Alberto Ruiz de Galarreta.

El ritmo de juego bajó, los errores disminuyeron y la renta comenzaba a aumentar, llegando al final del primer cuarto con una ligera ventaja de 21 a 16.

El segundo cuarto continuó con el mismo guion. El Tizona muy superior, mantenía a un rival que aprovechaba cualquier despiste para anotar desde el exterior. Los segundos diez minutos de juego fueron de baja anotación. Melilla no parecía hacer peligrar el partido y parecía cuestión de tiempo que los locales rompieran el partido.

Sin embargo, no sería hasta el tercer cuarto cuando los burgaleses consiguieran despegarse en el marcador. Tras el paso por vestuarios los nervios se templaron y la entrada de Iván Martínez enchufado fue crucial para romper el encuentro. El vallisoletano con dos triples consecutivos y ocho puntos hacía el 53-37 en el marcador para imponer una nueva renta máxima para los locales que decantaban el partido.

Con dieciséis puntos de colchón, Melilla buscaba la tecla con la que contener al rival sin éxito, llegando al final del tercer cuarto con 66 a 50 en el electrónico.

El último cuarto fue un mero trámite. El Enrique Soler buscaba sin éxito recortar distancias, mientras Ale Bortolussi hacía una nueva renta a falta de 6:25 para el final (76-57). Javi Nieto volvía a parar el partido en busca de un revulsivo, pero la entrada de Corey Deberry aumentaba la renta hasta los 21 puntos (80-59). Diego de Blas con un triple y una canasta parecía despertar a su equipo. Prgomet conseguía un nuevo triple y la ventaja local se reducía hasta los quince puntos (82-67).

El crono corría y un triple de Dídac Cuevas a falta de un minuto para le final devolvía los diecisiete puntos de ventaja para los azulones que con los puntos de Papi Diene y Pedro García maquillaban el resultado final de 90 a 71 para sumar un nuevo triunfo que hace que el Tizona acabe la jornada en primera posición