El Tizona Burgos suma una nueva victoria, la séptima en lo que va de campaña, ante el Club Ourense Baloncesto (72-79) en el Pazo. Después de irse con tan solo 2 de ventaja al descanso, los burgaleses llegaron a tener una máxima de 13 puntos en el tercero, y gestionaron los nervios en el último para llevarse la victoria.

Tras este partido, los jugadores entrenados por Diego Ocampo se concentran ya en su siguiente partido, el domingo, 3 de diciembre, a las 18:15h, ante Melilla en el Pabellón Javier Imbroda de la ciudad autónoma.

Inicio algo dubitativo por parte de ambos conjuntos, con tan solo una canasta en cada aro en los primeros 2:30 minutos. Joe Cremo dio la primera ventaja a los burgaleses desde el triple, pero Kacinas, con 3 tiros libres, igualó la contienda. Los de Ocampo comenzaron a meterse en problemas de faltas, y es que en menos de 4 minutos, el Tizona ya estaba en bonus al cometer su cuarta falta. Ourense aumentó su ventaja hasta los 4 puntos, pero Garmine Kande, con dos mates seguidos, igualó el marcador a 16, resultado con el que se llegó al final del primer cuarto.

A pesar de la canasta inicial del Tizona (Jacobo Díaz), Ourense firmó un parcial de 8-0, que provocó el primer tiempo de Diego Ocampo a falta de 7:58 para el descanso. El parón sentó bien a los castellanoleoneses, que le dieron la vuelta tras el aro pasado de Jacobo Díaz y los dos triples seguidos de Joe Cremo (24-26). El ritmo de partido benefició al Tizona, que llegó a ponerse 4 arriba tras un triple de Cremo y una canasta de Abdou Thiam, pero un triple de López hizo a Ocampo solicitar tiempo muerto nuevamente a 1:55 del descanso (34-35). La tónica fue la misma en los instantes finales, en los que el Tizona pudo finalizar con 4 de ventaja, pero Mendicote cerró el cuarto para el 39-41.

El tercer acto comenzó con un ritmo bajo en anotación, con solo una canasta de cada lado en los primeros 2:30 de juego. El Tizona comenzó a imprimir una marcha más en el juego, con aportaciones de varios jugadores. Tras dos seguidas de Garmine Kande (una de ellas un espectacular alley-oop al contraataque), Félix Alonso tuvo que pedir tiempo muerto a 5:30 del final del tercer cuarto con el +5 visitante (46-51). El parón no surtió efecto, y Tizona logró un parcial de 3-10 en los siguientes 2 minutos con 4 puntos seguidos de Gerard Jofresa (49-61). Ayoze Alonso puso el +13 tras un robo y bandeja al contraataque, pero Abdou Thiam cometió falta sobre el triple de Samu Rodríguez, quien solo anotó 2 de ellos para terminar el tercer cuarto con 53-64 en el marcador.

El comienzo del último cuarto se le atascó especialmente al Tizona, que solo pudo sumar una canasta en los primeros 4 minutos. Esto provocó el tiempo muerto de Ocampo a 6:32 para el final (60-66). Gerard Jofresa asumió la responsabilidad, y con 7 puntos consecutivos devolvió el +12 para los burgaleses (61-73). Samu Rodríguez contestó con dos seguidas, pero el mate de Kande y la bandeja de Parrado hicieron al entrenador local solicitar un nuevo tiempo muerto a 2:03 del final (68-77). En los últimos instantes, ambos conjuntos acusaron los nervios y el cansancio, con tan solo 4 por parte de Ourense, y 2 de Tizona. Afortunadamente para los burgaleses, esto significó certificar la victoria por 72-79.