Jornada de derbi abulense en la Regional de Aficionados con sabor especial. Muchas caras conocidas volvían a reencontrarse con el césped de El Mancho-Ángel Sastre, y el cariño entre miembros de ambos conjuntos se sentía desde la llegada de los visitantes a Cebreros.

El partido

Avisaba Diego transcurridos tan solo dos minutos y dominaban los verdiblancos los primeros compases. Dos jugadas a balón parado y acercamientos con balones largos ponían en aviso a Darío.

Se paraba el partido cuando se jugaba el minuto 22 y una disputa de un balón provocaba un choque entre Diego y Encinar, que dejaba tendido al cebrereño varios minutos y tenía que ser sustituido.

El tiempo restante de la primera parte se desarrollaba sin ocasiones claras con la tensión como factor predominante en el juego, a lo que se sumaba la lluvia que provocaba imprecisiones.

Los goles en el segundo tiempo

Tras el paso por vestuarios, se igualaban las llegadas y la intensidad se reflejaba en numerosas tarjetas mostradas por el colegiado. Seguían intentándolo con un par de ocasiones lejanas los de Pepe García y era David Terleira el que recogía un pase largo en profundidad que le dejaba solo ante Darío y con un toque sutil subía el 1-0 al marcador en el minuto 57. Protestaban los de Somoza la decisión arbitral de conceder gol ya que el asistente levantó unos instantes la bandera.

Disponían de la oportunidad más clara hasta el momento los colegiales con un balón muerto que se resbalaba de las manos de Gordo y no encontraba puerta.

El partido daría un vuelco llegados a los últimos diez minutos, cuando más protagonismo adquirían los visitantes. Terleira caía en el área reclamando penalti en el 77’ sin considerarlo así Justo Sánchez. Tan solo tres minutos después, Nacho conseguía un lanzamiento lejano tras pase de Sergio, que cruzaba hasta el fondo de la red poniendo el empate.

No quedaría tiempo para más que abrazos entre rivales tras el pitido final, dejando un sabor amargo en Cebreros por la importancia que hubiera tenido la victoria, y un punto para el ‘Dioce’ que despertó en el último tramo de partido.

Pepe García, entrenador de la Cebrereña: «Hay que felicitar el trabajo de los futbolistas y el ejemplo para el fútbol abulense«

«Ha sido un partido con pocas ocasiones de gol ante un rival de mucha entidad. Hemos generado mayor sensación de que nos lo podíamos llevar. Cuando nos hemos puesto por delante ha habido una jugada dudosa de David Terleira en un costado del área. Aunque había mucha tensión en el duelo, todo ha sido en el terreno de juego. Jugamos acorde a las posibilidades que nos da el terreno de juego. Eres mejor futbolista por hacer las cosas que tienes que hacer en cada momento«.

José Alberto F. Somoza, entrenador del Diocesanos UCAV: «Nos ha condicionado el gol«

«Nos ha faltado que hemos jugado en un campo muy complicado ante un muy buen rival. Nos ha condicionado el gol que nos han hecho en una jugada muy dudosa cuando el partido lo estábamos inclinando a nuestro favor. Hemos competido perfectamente para ganar el partido, equilibrando el juego suyo y ganando las disputas y las segundas jugadas. La competición ha subido el nivel muchísimo y hay cinco o seis equipos muy fuertes. Esperamos estar en la pelea al final«.