Foto: Valentín G. de Garibay

El Aula Valladolid tuvo que sufrir para llevarse la victoria ante un Balonmano Morvedre que peleó hasta el final (30-28). Las vallisoletanas lograron un triunfo muy importante a la hora de confirmar cuanto antes su octavo puesto en la clasificación y ahora ya pueden pensar en la Copa de la Reina que se jugará del 30 de abril al 1 de mayo.

Comenzó el partido con un ritmo alto y alguna pérdida de más que complicó las cosas al Aula Valladolid en los primeros minutos. Una buena lectura de la defensa vallisoletana y la amenaza de Shandy Barbosa hicieron que las vallisoletanas tuvieran problemas para frenar el ataque estático de las valencianas. A pesar de todo, las vallisoletanas no se encontraban incómodas en estos primeros minutos de un partido que les permitía correr y no jugar en estático. El problema es que no conseguían frenar el ataque del Morvedre, que era muy consciente de todo lo que se jugaba en Huerta del Rey.

Dos intervenciones de Lulu y una buena lectura de Inoa Lucio permitieron a las vallisoletanas minimizar los daños en el ecuador de la primera mitad (7-8). Miguel Ángel Peñas decidió hacer cambios para dar entrada a Danilo So Delgado por Elena Cuadrado y a Jimena Laguna por Inoa Lucio. También introdujo a Rafi para intentar dar solidez al centro de la defensa blanquiazul. Y cuando peor estaban las cosas apareció Lulu para compensar la inferioridad local tras la exclusión de Amaia G. De Garibay.

La segunda unidad del Aula Valladolid tenía que tomar las riendas del partido. Y lo hicieron. La primera ventaja blanquiazul llegó con un gol de Elba Álvarez en el minuto 22. Era la primera vez que las locales dominaban el marcador tras conseguir frenar el ataque del Balonmano Morvedre (9-11).

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Como siempre, Lulu Guerra ponía tiritas a las heridas del Aula que tuvo que jugar sin Cristina Cifuentes, que tuvo que retirarse con un fuerte golpe, ni Rafi, que visitó el banquillo tras una exclusión. Ahí, en inferioridad se manejó bien el equipo vallisoletano, que consiguió llegar al descanso con el marcador a favor (14-13). Las blanquiazules habían domado un encuentro que se les había complicado por momentos. El Balonmano Morvedre iba a vender muy caros los puntos. Las de Miguel Ángel Peñas salieron activadas tras el paso por los vestuarios y solo la exclusión de Cristina Cifuentes pudo frenar el parcial de 3-0 de las locales, que en el minuto 35 habían conseguido abrir una minibrecha de tres goles (18-15). Y una exclusión de Andrea Roda permitió que las vallisoletanas pusieran cuatro goles de ventaja cuando restaban poco más de quince minutos del final del encuentro (22-18).

Pero aún quedaba la reacción del Balonmano Morvedre. De la mano de Shabdy Barbosa, las valencianas se pusieron a dos goles y superioridad tras la exclusión de Rafi. Aún quedaban por delante nueve minutos y muchas cosas por jugar. Un gol de la misma Barbosa desde los siete metros obligó a Miguel Ángel Peñas a pedir un tiempo muerto cuando aún quedan siete minutos de partido (26-25).

El Balonmano Morvedre había conseguido entrar en los últimos cinco minutos solo uno abajo en el marcador. Un gol de Elba Álvarez desde los siete metros permitió a las vallisoletanas coger aire (28-26) a solo cuatro minutos del final. Y la buena defensa posterior, con un robo de Cristina Cifuentes incluido, parecía cerrar el partido. Pero la emoción se iba a mantener hasta el final por culpa del palo que repelió de manera consecutiva los lanzamientos de Danila So Delgado y Sara Molés. Pero otra buena defensa de las blanquiazules y un gol de Jimena Laguna a poco más de un minuto, dieron la importantísima victoria a las de Miguel Ángel Peñas.