Once inicial del Calasanz en Burgos

Lo ocurrido en Burgos el pasado sábado con la lesión de Lukin, jugador del Calasanz, resultó esperpéntico, y puso en evidencia la falta de respecto de Federación, aseguradora y Ayuntamiento de Burgos por el fútbol modesto.

El Calasanz se desplazó a Burgos para enfrentarse, este pasado sábado, con el Bupolsa en los campos municipales de Pallafría. Las instalaciones burgalesas, acogen una decena de campos de fútbol y fútbol 7. Cada fin de semana decenas de equipos de fútbol base y aficionado disputan sus partidos en las instalaciones, con la participación de cientos de futbolistas, sin embargo, no cuentan con servicio de ambulancia, como se viene reclamando por los clubes desde hace años.

Tras la lesión de Lukin, al minuto de juego,la ambulancia demoró su llegada al Pallafría en más de 30 minutos, con lo que jugador del Calasanz de Soria llegó al Hospital casi una hora después del suceso.

Pero ahí no acabó el sufrimiento del futbolista, tras su traslado al Hospital Universitario de Burgos (HUBU), la falta de coordinación impidió durante horas su traslado al Hospital Recoletas, centro en que debía ser atendido por el seguro de la Federación. Según denunció a media noche, la entidad soriana en redes sociales, el poco entendimiento entre la aseguradora de la Federación de Castilla y León: FIATC , con la clínica privada, impidió el traslado.

Finalmente a última hora de la tarde del domingo el jugador era intervenido quirúrgicamente de su lesión con rotura de tibia, peroné, cubito y radio.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter