La Gerencia de Atención Sanitaria de Soria (GASSO) conmemora el Día de la Insuficiencia Cardíaca a través de la campaña ‘No dejes que se apague’. Se trata de una campaña de concienciación cuyo objetivo es informar a la población de los síntomas de la insuficiencia cardíaca para que los identifique de forma temprana.

Los expertos cardiólogos recomiendan, por medio de la campaña, acudir al médico para llegar así a un diagnóstico y tratamiento precoz de la enfermedad, lo que contribuirá a mejorar la calidad de vida del paciente y a disminuir su riesgo de muerte. La insuficiencia cardíaca es una enfermedad con una elevada mortalidad, ya que su supervivencia se sitúa en torno al 50% a los cinco años del diagnóstico, siendo un porcentaje similar o más pesimista que muchos cánceres.

En el marco de esta campaña, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC) han promovido la iluminación en rojo de hospitales y edificios emblemáticos de todo el país a lo largo del mes de mayo, siendo semanas enfocadas a la concienciación de la insuficiencia cardíaca. El pasado 21 de mayo, se iluminó de rojo, en el marco del mes de campaña de concienciación, el Hospital Universitario Santa Bárbara, el edificio de la Diputación Provincial de Soria, el Centro Cultural Palacio de la Audiencia, la fachada del centro Gaya Nuño la fuente del Espolón.

“La insuficiencia cardíaca es una enfermedad grave que ocurre cuando el corazón es incapaz de bombear la sangre de forma adecuada y, por tanto, no consigue enviar el oxígeno y los nutrientes necesarios a todos los órganos del cuerpo”, explica el Dr. Alejandro Recio, presidente de la Asociación de Insuficiencia Cardíaca de la SEC.

Entre las principales causas de la insuficiencia cardíaca destacan el infarto de miocardio, la hipertensión, las valvulopatías, las miocardiopatías, las arritmias y tener factores de riesgo.

Sus síntomas son claros: falta de aire, cansancio, palpitaciones, hinchazón de pies y abdomen, falta de apetito y mareos. “La aparición de cualquiera de estas señales debe hacernos sospechar que padecemos este grave problema de corazón o que estamos teniendo una recaída, por lo que hay que consultar al médico”, remarca el Dr. Andrés Íñiguez, presidente de la FEC.