Los 102 equipos de Segunda B se enfrentan a una de las temporadas más complicadas de la categoría. Se podría denominar la «Segunda B «trampa», por un lado los ascensos al fútbol profesional (la tradicional «Segunda A») serán sólo cuatro; la creación de la «Segunda B Pro» (Primera División RFEF) propiciará una nueva categoría entre 2ªA y la 2ªB que conocemos, por lo tanto los equipos que se mantengan en Segunda B perderán, al menos «media categoría», al existir una nueva categoría antes del fútbol profesional, con 40 equipos, y los que desciendan se puede decir que caerán dos categorías.

En resumen, de los 102 equipos participantes en esta Segunda B, 4 ascenderán a Segunda División, 36 se mantendrán en esta tercera categoría, ahora llamada Primera División RFEF («Segunda B pro»), otros 36 descenderán una categoría hasta la cuarta, que será Segunda División RFEF, y la friolera de 26 equipos experimentarán un devastador doble descenso y pasarán a engrosar la Tercera División, convertida desde el año que viene en la quinta categoría del fútbol español.

4 equipos ascienden a Segunda
36 se mantienen en Primera División RFEF y se unen a los 4 descienden desde Segunda
36 bajan a Segunda División RFEF y se unen a 54 ascendidos desde Tercera
26 bajan dos categorías hasta Tercera Division RFEF

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Los equipos de Castilla y León quedan así enclavados, para afrontar un galimatías competitivo.

Subgrupo A del Grupo I

Los conjuntos salmantinos (Guijuelo, Unionistas y Salamanca) y el Zamora estarán ubicados en el subgrupo A del Grupo I, junto a rivales gallegos, se enfrentarán al Coruxo, Pontevedra, Racing de Ferrol, Celta B, Deportivo de La Coruña, Compostela.

Subgrupo B del Grupo I

Junto a equipos de Asturias, estarán por Castilla y LeónCD Numancia, Cultural y Deportiva Leonesa, Valladolid Promesas y Burgos CF, por Asturias: CD Covadonga, Club Marino de Luanco, CD Lealtad de Villaviciosa, Real Oviedo B, Real Sporting de Gijón B y UP Langreo.