“Para la más grande, la sala de prensa más grande. Su pabellón”. En esa pista que la lleva viendo hacer magia trece años, Silvia Domínguez, acompañada de Jorge Recio, presentaba ante los medios de comunicación su renovación por Avenida. Una “auténtica LÍDER, con todas las letras, de las que no ha habido muchas en Avenida“, como definía Jorge a su capitana, que alcanzará su temporada catorce en Salamanca, en dos etapas, siendo la máxima anotada, la jugadora con más partidos, la máxima asistente… la referente y leyenda viva del equipo. 

“Hace un par de meses me senté con ella y me puse a sus órdenes, saber qué quería hacer”, reconocía el presidente azulón, “intenar conseguir que se quede aquí hasta que ella se retire, ojalá dentro de muchos años, es el objetivo. Salamanca es tu segunda ciudad, pero casi estamos peleando con la primera”, bromeaba Recio. “Un buen proyecto debe mirarse siempre en el espejo de Silvia. Gracias, gracias y gracias”, comentaba Recio. Y, para definirla, “ella es una de las más grandes en la pista, pero lo es aún más fuera de ella por lo que hace por este club. No os lo podéis imaginar”, sentenciaba Jorge.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Emoción a raudales en la capitana, que apenas podía comenzar, “si estoy así para renovar, no quiero imaginar cuando me vaya”, bromeaba entre lágrimas Silvia. “Para mí sigue siendo un “orgullón” estar aquí. Nunca tuve dudas, salvo las internas de saber si podría dar lo que merece Avenida de una profesional. Después de un año complicado, he acabado la temporada más segura que nunca de querer estar aquí en lo que viene”. El guante del presidente, recogido por su capitana “quiero acabar mi carrera aquí, no tengo dudas, aunque el final esté más cerca, aún lo veo lejos. Lo que significa Avenida para mí, lo sabéis todos y espero poder dando grandes noches. Aún nos quedan títulos por levantar y la ilusión está intacta como cuando llegué con 19 años”, comentaba Silvia. A punto de comenzar su temporada catorce en Salamanca, “para mí el reto es levantarme cada día, ponerme esta camiseta y hacer entender a todas lo que significa este club y esta ciudad”, reconocía la capita a azulona. 

En cuanto al futuro, “va a ser muy difícil por todo lo que viene, por todo lo que necesitas, por la WNBA… Cada año será más difícil levantar títulos, pero Avenida siempre da la cara, estamos muy mal acostumbrados y hay que dar valor a todo lo que sucede en una temporada. Cuando uno eche la vista atrás, pocos clubes podrán compararse a lo que ha hecho Avenida“, comentaba Silvia. El club de su vida, Avenida es, para Silvia, “un club familiar, no tendremos las mejores instalaciones que muchos empiezan a tener y facilitan el día a día, pero el corazón que hay aquí es algo diferente, es algo que va a permanecer siempre. Cualquier ayuda, bienvenida sea, porque pueden significar el éxito”. Echando la vista atrás, “el gran éxito es que el equipo, con todo lo que ha pasado, no se ha roto. Dada la inestabilidad creada, es un logro haber conseguido lo conseguido. Debe repetirse la unión, esté quién esté. Queremos jugadoras que quieran estar aquí, que sepan lo que es representar a Avenida. La pertenencia debe ser máxima y eso debemos buscar”, sentencia.