Foto: @CidBSR

Rodrigo Escudero seguirá siendo el entrenador del equipo, en el que siguen todos los jugadores de la temporada pasada a excepción de Walter De Horta.

Tras una gran temporada 2018/2019, y después de la oportuna reflexión sobre el camino a seguir por el equipo, desde el Servigest se ha decidido que ha llegado el momento de apostar por dar un paso adelante. Contando con la continuidad de la mayor parte de los componentes del grupo que ha disputado las últimas fases de ascenso, se reforzará el equipo con uno o dos fichajes que permitan dar ese salto de calidad para llegar de nuevo a las finales, aunque ya con el objetivo claro del ascenso. Algo que no será nada fácil, dado el gran nivel que se espera tenga la categoría esta próxima temporada.

La primera decisión, por tanto, pasaba por asegurarse la continuidad del bloque que tan buenos resultados estaba dando los últimos años. Rodrigo Escudero seguirá siendo el entrenador del equipo por quinta temporada consecutiva. Con él seguirán prácticamente todos los jugadores, con la única excepción de Walter De Horta, quien por motivos personales ha decidido abandonar la capital burgalesa para retornar a su ciudad. Desde el club se le desea la mejor de las suertes en su nuevo periplo vital.

Una vez asegurado ese primer objetivo, se está trabajando en conseguir uno o dos fichajes que vengan a incrementar el nivel deportivo del grupo para afrontar el objetivo con garantías. Especialmente se busca un anotador que proporcione una mayor amenaza ofensiva. Un fichaje está ya prácticamente cerrado y se está trabajando para conseguir otro. Este año el principio de la liga se adelanta casi un mes con respecto a temporadas anteriores, por lo que Rodrigo Escudero comenzará a entrenar con el grupo la primera semana de septiembre, con la duda de cuándo podrán estar a su disposición los nuevos fichajes.