Este sábado dará comienzo la liga de División de Honor de Baloncesto en Silla
de Ruedas,
la considerada la más potente de Europa, aunque quizás podríamos
considerarla la más fuerte del mundo.

Doce equipos iniciarán un campeonato, con dos equipos de Catilla y León (Servigest y Fundación Aliados) que, como el año pasado, se presenta tremendamente competido. A diferencia de la última temporada, no se vislumbra en el horizonte ninguna «cenicienta», como pasó en la anterior edición con el equipo de Getafe, que permita adivinar ya de inicio que equipo va a descender, lo que otorga todavía más emoción al torneo.


El último campeón, Bidaideak Bilbao BSR querrá hacer valer su título, pero no
lo tendrá nada fácil, ya que, a priori, e igual que en la 2020/2021, muchos equipos
lucharán por estar en la parte de arriba. Recordemos que durante gran parte del
campeonato, aparte de los bilbaínos, BSR Amiab Albacete, BSR Ace Gran Canaria,
Mideba Extremadura e Ilunion
tuvieron opciones de llevarse el título. Estos mismos
equipos se postulan para estar en la parte alta, aunque nunca se debe dejar a un lado
a un Fundación Aliados con mucho oficio que siempre sabe sacar un provecho del
cien por cien a su plantilla. Y a partir de ahí, el resto de los equipos lucharán por
alejarse de la última posición que te lleva al descenso, pero sin descartar que alguno
de ellos pueda dar la sorpresa ante los equipos mencionados para la parte alta. En
resumen, una liga tremendamente competida que seguro que brindará un gran espectáculo al espectador.


Por parte burgalesa, el club reconoce que el verano no se ha dado todo lo bien
que le hubiera gustado. Según reconoce Carlos Alonso, gerente del equipo, “no
conseguimos cerrar de principio los jugadores que nos habíamos marcado como
objetivo, y luego el verano se nos ha hecho largo buscando nuevas opciones que, por
una cosa o por otra, no se han conseguido materializar. De modo que buscábamos un
par de jugadores más que nos dieran tranquilidad pero estos no han llegado de
momento, aunque mantenemos las gestiones.”

Así que a las renovaciones de Rodrigo Escudero como entrenador y de Cruz,
Alvaro, Abdoul, Arredondo, Macek, Fryer y Siaurusaitis,
de momento solo se ha podido añadir el fichaje de Doherty, jugador británico de clase 2.0. A ellos se podrán unir los jugadores del equipo B que vienen entrenando con el primer equipo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Rodrigo Escudero es consciente de la dificultad que presenta esta nueva temporada, dado el gran nivel de la liga. “Nos enfrentamos a grandes escuadras y no hemos conseguido armar, de momento, el equipo que nos hubiera gustado, por lo que toca apretar los dientes y sacar el máximo partido posible de la plantilla que tenemos, de los que están con nosotros. Y el ejemplo que debemos de seguir es el partido que hemos disputado este fin de semana, un amistoso al que llegábamos en cuadro y nos olvidamos de todo lo externo y los jugadores desplegaron un gran juego. Ese debe ser nuestro objetivo, centrarnos en lo que sabemos hacer.”

La temporada va a ser muy extraña, ya que ahora se juegan 6 partidos hasta el
13 de noviembre,
y luego se para la competición hasta después de Navidad para que
se dispute el Campeonato de Europa de Selecciones. Con todo esto, tanto el directivo
como el entrenador coinciden que el objetivo es la permanencia.