El Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Segovia, a través de sus agentes medioambientales, realiza inspecciones rutinarias de infraestructuras en entornos urbanos de municipios de la provincia que cuentan con grandes paredes de vidrio que pueden afectar a las aves en vuelo. Los agentes asesoran a los propietarios de estas instalaciones, en la mayoría de los casos de carácter municipal, para que tomen las medidas necesarias para evitar accidentes y les informan de la responsabilidad medioambiental que tienen como titulares de las infraestructuras.

La mortandad de aves como consecuencia de su colisión contra paramentos de vidrio de edificaciones, infraestructuras o instalaciones deportivas se ha convertido en la actualidad en un problema de conservación de aves en los cascos urbanos, según indican estudios y seguimientos realizados durante los últimos años.

Estos grandes paneles de cristal no son reconocidos visualmente por las aves, por lo que, durante su vuelo, chocan frontal y bruscamente contra ellos. Estos accidentes provocan habitualmente contusión craneal o desnucamiento y en la mayoría de los casos les produce la muerte.

Para dar solución al problema, desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente se recomienda la instalación de medidas correctoras adecuadas, como son la colocación de vinilos, redes u otros elementos en la totalidad de la superficie de los cristales existentes, de forma que no dejen espacio suficiente entre ellos para que las aves no aprecien la existencia de una barrera e intenten pasar volando. Es lo que se denomina ‘regla de la palma de la mano’, que viene a significar que cualquier hueco de, cómo mínimo, el tamaño de la palma de una mano es una apertura válida por donde puede intentar pasar y estrellarse un ave de pequeñas dimensiones.

Cabe destacar, que la instalación de las pegatinas o vinilos de color negro con forma de aves que suelen colocarse en algunas pistas deportivas no son una medida efectiva si no cumplen con la ‘regla de la palma de la mano’ y las aves siguen chocándose contra las zonas del cristal que no cubren las pegatinas.

Solución adoptada en las pistas de pádel de Rades de Abajo

Recientemente, los agentes medioambientales de la Junta informaron al Ayuntamiento de Pedraza del peligro que suponían para las aves los grandes paneles de vidrio instalados en una infraestructura deportiva en el núcleo de Rades de Abajo de este término municipal, en concreto en las nuevas pistas de pádel. El Ayuntamiento de Pedraza al tener conocimiento de la problemática, con el asesoramiento de los propios agentes, ha procedido a la instalación de unas redes en la parte exterior de los cristales de las pistas que acababan de entrar en funcionamiento. Con esta medida han acabado con la mortandad de aves que, a pesar de que la infraestructura llevaba construida escasos días, ya se estaba produciendo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter