Lorenzo Santolino (Sherco) sigue protagonizando un brillante Rally de Andalucía y ha vuelto a ser uno de los más destacados en la categoría de motos, donde se está midiendo con todos los favoritos del próximo Dakar. El salmantino ha repetido puesto en la etapa, tercero, se ha colocado segundo de la general y lo mejor es que también ha repetido las buenas sensaciones de la prólogo y, de manera especial, las logradas en la primera etapa en línea.

Santolino partía a la etapa del día con la buena actuación del día anterior en mente, cuando fue tercero tras marcar tiempos punteros durante toda la jornada. El salmantino logró un buen ritmo y navegar sin errores y este jueves lo ha vuelto a lograr. Salió a carrera de los primeros y en todo momento ha estado entre los que marcaban los mejores tiempos en una lucha con Kevin Benavides (Honda), Adrien Van Beveren (Yamaha) o Toby Price (KTM), y especialmente con Ross Branch. El que fuera sorpresa del último Dakar y piloto Yamaha ha sido el más rápido del día y el único que se ha escapado de Benavides y Santolino, que ha mantenido a raya a todo un campeón del Dakar como Price, al que logro sacar ventaja en los últimos kilómetros a pesar de una avería con el road book.

“Contento, me he encontrado bastante bien desde el principio, muy dentro del road book, leyendo bien las notas. He intentando rodar igual que ayer, con un ritmo en el que pudiera anticipar peligros, curvas o el trazado para no tener sustos porque el terreno desliza muchísimo, y creo que ha funcionado”, ha comentado el piloto. “Los últimos 40-50 kilómetros he tenido un problema en el road book, no lo podía pasar con el mando eléctrico y lo he tenido que pasar a mano. Por suerte era una zona que habíamos pasado en la primera etapa y estaba muy marcado, iba más que nada controlando los peligros”, aseguraba Santolino.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

“Lo importante es que me he encontrado bien, sin caídas ni nada, para ir cogiendo esa confianza y hacer kilómetros de cara al Dakar, y estar delante con el ritmo de los de cabeza. El trabajo del equipo previo a esta carrera ha funcionado, se ha trabajado mucho en suspensiones y en otros puntos que han mejorado la moto. A seguir rodando y sumando kilómetros”, ha terminado.