Lorenzo Santolino (Sherco) arranca este martes el viaje deportivo que le llevará en enero a su tercer Dakar. Lo hará en el Rally de Andalucía, una de las pocas pruebas previa al plato fuerte de la temporada de carreras desérticas, una especie de ensayo general del Dakar en el que se medirá con todos los grandes favoritos para la carrera en Arabia.

La carrera andaluza es la primera competición de la temporada para el salmantino y para muchos pilotos que han visto como el Covid cambiaba por completo la programación de este año. El calendario de carreras ha quedado prácticamente vacío, más todavía al suspenderse el Rally de Marruecos, que tenía que disputarse en estas fechas. Santolino, como otros muchos, tenía prevista su participación que se traslada a la cita andaluza.

La carrera andaluza ha adquirido un estatus de previa al Dakar por las especiales circunstancias de la temporada. La inscripción es de lujo y los debutantes pueden ganar su participación en el mítico rally como pasaba en Marruecos. En la carrera Santolino se verá las caras con casi el 100% de los aspirantes al próximo Dakar.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Están confirmados todos los grandes pilotos y marcas, casi sin excepción, empezando por el vigente campeón, Ricky Brabec (Honda), y tres de los últimos ganadores, Toby Price, Mathias Walkner y Sam Sunderland, los primeros espadas de KTM. No faltan los oficiales de Husqvarna (Benavides) y Yamaha (Branch, Van Beveren). Entre los españoles, Joan Barreda (Honda), Laia Sanz (Gas Gas) y el propio Santolino (Sherco) son los que parten con mayores opciones. En coches están también todos los grandes favoritos, desde Carlos Sainz a Peterhansel.

La carrera constará de cuatro etapas entre el miércoles y el sábado, para un total de unos mil kilómetros cronometrados, además de la prólogo de este martes, con la base en la localidad de Villamartín. El primer contacto es la especial de diez kilómetros de este martes, que el piloto ya ha podido examinar y que es bastante sinuosa. El resto de las etapas rondan los 300 kilómetros, la más larga el viernes supera los 400.

Santolino no llega con el cuentakilómetros a cero. Tras recuperarse de su lesión en el último Dakar y pasar el confinamiento, ha realizado varios etapas de preparación en Portugal y España, ha ultimado su preparación física y también ha trabajado ennovedades para su moto. También estrena un nuevo airbag de moto que este año es obligatorio para los pilotos del Dakar.