Llega el primer encuentro de la fase de grupos de la Basketball Champions League (BCL) – tercera competición europea por importancia- al Coliseum. El San Pablo Burgos se enfrentará a Telenet Giants Antwerp este miércoles, a las 20:30 horas. Los burgaleses afrontan su inicio europeo dentro de una magnífica racha, en la que aún no conocen la derrota en partido oficial, que tratarán de alargar en el duelo de mañana.

El cuadro azulón llega “con toda la ilusión y la ambición de hacerlo bien”, ha reconocido su entrenador, Joan Peñarroya, en la previa de esta primera jornada continental. Pese a que el catalán sabe de la dificultad de compaginar la BCL con una competición del exigente nivel de la Liga Endesa, ha destacado que ese era el objetivo con el que encaraban la temporada.

Lo importante a partir de ahora será mantener la motivación del grupo, “que todo el mundo esté involucrado en el trabajo, que conozca su rol y que esté preparado para que, cuando tenga que jugar, lo haga bien”, ha apuntado el técnico. “Es un reto para mí que todos estén muy implicados”, ha señalado Peñarroya, que confía en que cada uno de los componentes de la plantilla “se sienta importante porque las temporadas son muy largas” y todos tendrán su espacio para jugar.

Jasiel Rivero regresará a la cancha con el arranque del San Pablo Burgos en competición europea. “Viene con una predisposición enorme”, ha afirmado el entrenador de los castellanos, que ha apuntado: “En un equipo como el nuestro, a día de hoy, su rol cambia”, en comparación con su papel en los conjuntos en los que había militado hasta ahora y en los que había tenido más protagonismo. A pesar de ello, el cubano tiene “muchas ganas de aprender y de adaptarse”.

El rival

Telenet Giants Antwerp será el primer rival para esta fase de grupos. El cuadro belga, ha comentado Peñarroya, tiene “experiencia” y viene de quedar “tercero en la competición y organizar la Final Four” en la pasada campaña de BCL. El técnico ha asegurado que es un equipo “con argumentos para ser candidato a pasar esta primera fase” y de su plantel ha destacado a Rupnik y a Sanders, como “claros generadores de juego”.

Ahora, el San Pablo Burgos deberá servirse del factor Coliseum para comenzar con buen pie la competición europea, en la que “es vital ganar los partidos como local”, y espera la gran respuesta que siempre le ofrece su afición en la grada.