Foto: Pol Puertas / Força Lleida

El San Pablo Burgos no pudo aprovechar la oportunidad de continuar recortando diferencias con la cabeza de la clasificación, tras la derrota del líder Coruña. El equipo dirigido por Lolo Encinas encajó luna dura derrota (77-72) en su visita al Lleida. El equipo burgalés cae a la quinta plaza.

Los castellanoleoneses compitieron un disputado encuentro que tuvo alternativas en el marcador y que terminó por definirse en los compases finales del cuarto definitivo, que supieron jugar mejor los locales. Micah Speight, Dusan Ristic y Luke Fischer lideraron a un conjunto burgalés que disputó la segunda mitad sin Miha Lapornik y sin Gonzalo Corbalán, ausentes de la rotación en este tramo del partido por problemas físicos.

El Lleida se quedaba con las primeras ventajas al inicio del encuentro (7-3). Los burgaleses crecían gracias a la aportación de Miha Lapornik y de Luke Fischer, que reponían el equilibrio (7-7). Se unía al progreso Micah Speight, que establecía la máxima renta visitante en seis puntos (9-15). El conjunto local se apoyaba en Kenny Hasbrouck y en un Jaume Lobo que salía como revulsivo y restablecía la igualdad (17-17). En el intercambio de puntos, eran los de Gerard quienes salían con ventaja del primer cuarto (25-22).

La buena presión defensiva del San Pablo Burgos le permitía recuperar balones, lo que le otorgaba la opción de ponerse nuevamente a los mandos del choque (27-29). Luchaban bien los locales, que aprovechaban el momento de bajo acierto visitante para recuperar su ventaja (34-32). El duelo de pívots entre Fischer y Kur Kuath hacía avanzar el encuentro (38-36). Los burgaleses enlazaban un parcial de 0-6, que obligaba a los leridanos a solicitar la pausa (38-42). Un triple de Diogo Brito ponía el broche a la primera mitad en el Barris Nord (41-42).

Salía mejor del paso por vestuarios el cuadro ilerdense, que firmaba un parcial de 8-0 para llevar su máxima ventaja hasta los siete puntos (49-42). El conjunto azul sobrevivía a medio cuarto sin anotar y se reenganchaba a la pelea por el marcador con los triples salvadores de Micah Speight (51-51). El base arrancaba un parcial de 0-10, que completaban Dusan Ristic y Edin Atic y que restablecía seis puntos de renta para los de Encinas al final del tercer periodo (55-61).

Se intercambiaban las canastas los dos equipos en la pista del Barris Nord en el comienzo del cuarto definitivo (60-65). Progresaban los locales, que conseguían igualar nuevamente la contienda y conservaban el empate en el electrónico gracias a la aportación de Hasbrouck (72-72). Los errores en las ofensivas de los visitantes les alejaban de la victoria a domicilio frente a un Lleida que continuaba sumando desde la línea de tiros libres (76-72). Los últimos intentos del Miraflores Burgos se tornaban insuficientes para alcanzar el triunfo, que quedaba en manos de los catalanes (77-72).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de LEB Oro ante el Melilla, este sábado 16 de marzo, desde las 20:30 horas, en el Coliseum.