Foto: SPB/Borja B. Hojas

El Hereda San Pablo Burgos retomará la competición quince días después de su último encuentro tras el obligado parón por la afectación de la sexta ola de la pandemia a la plantilla. El equipo castellano se medirá a Darussafaka este martes, a partir de las 18:00 horas, en el Volkswagen Arena Istanbul de Estambul (Turquía), donde buscará una victoria que le otorgue el pase a la siguiente fase de la Basketball Champions League (BCL) en este segundo duelo del Play-in.

Durante los últimos días, los burgaleses han tenido varios movimientos dentro del equipo, con la llegada del nuevo entrenador Paco Olmos, que dirigirá su primer partido del Hereda San Pablo Burgos, y de dos nuevas piezas para la plantilla: Landry Nnoko y Jarell Eddie, este último no podrá comparecer en el choque de Estambul, pero sí ha viajado. Junto a ellos, los jugadores que forman parte de la expedición son Alex Renfroe, Vítor Benite, Marc García, Xavi Rabaseda, Dani Díez, Max Salash, Hayden Dalton, Dejan Kravic, Kareem Queeley, Kristian Kullamae y Álvaro Martínez.

El entrenador ayudante, Félix Alonso, ha sido el encargado de analizar la previa del partido frente a Darussafaka. El equipo burgalés está “tratando de volver a coger ritmo” a nivel físico, apuntaba el técnico, que explicaba: “Son muchos días sin competir e indudablemente esto hace que no tengas ese ritmo de competición. Hemos hecho un trabajo con los positivos, otro con los negativos en pista, pero no hemos tenido la posibilidad de jugar cinco contra cinco hasta el viernes por la tarde”.

El aspecto mental también será importante para que el equipo pueda adaptarse a los cambios lo antes posible. Ahora, los castellanos se encuentran intentando “ajustarse a un nuevo sistema que difiere mucho del anterior y tratando de ensamblar todas esas piezas nuevas”. Alonso señalaba: “Esperemos que las ganas que tenemos de volver a la pista y de volver a jugar un partido nos ayuden para que seamos capaces de superar los problemas que vayamos encontrando”.

La llegada de Paco Olmos a la dirección de banquillo derivará en modificaciones importantes en el juego del Hereda San Pablo Burgos, que será “un equipo bastante diferente porque tanto a nivel defensivo como ofensivo el juego va a cambiar por completo. Tendremos sistemas completamente diferentes, todos nuevos”, exponía el técnico leonés.

Al otro lado de la cancha, se situará este martes Darussafaka, que encara este choque dentro de un alto ritmo de competición. En sus últimos compromisos, los de Selçuk Ernak se han impuesto a Fenerbahce (61-79) y a Galatasaray, con remontada incluida (83-82), lo que les ha llevado a la primera plaza provisional de la liga turca. “Va a ser un partido muy complicado. Jugar fuera de casa siempre es difícil y en la BCL probablemente más”, aseguraba Félix Alonso.

El técnico asistente del Hereda San Pablo Burgos definía algunas de las claves del partido de mañana: “Creemos que es fundamental sacarles un poco de ese ritmo de partido que ellos tienen y tratar de minimizarles defensivamente en algunos puntos”, un objetivo para el que será fundamental “controlar el rebote defensivo”.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Los castellanos son conscientes del reto que supone lograr la victoria con las condiciones actuales de ambos equipos, pero pelearán por conseguirlo y recoger así su billete para la nueva fase de grupos europea sin tener que pasar por un tercer partido del Play-in, que se celebraría el jueves 20 de enero en el Coliseum. “A la vista de cómo es el calendario, no queremos llegar a un tercer partido, aunque sea en nuestra casa. Queremos cerrar la eliminatoria por la vía rápida. Sabemos de la dificultad por cómo aprieta el público turco, pero tenemos una buena oportunidad”, recalcaba Félix Alonso.

“No podemos pensar que esto es al mejor de tres, sino que tenemos que plantearnos que esto es una final y que tenemos que cerrar ese partido allí cuanto antes porque luego el calendario se va a apretar mucho”, sentenciaba el entrenador leonés, que añadía: “Tenemos que intentar por todos los medios ganar el partido”. Con esa firme intención de conquistar la victoria a domicilio llegará el Hereda San Pablo Burgos a su encuentro ante Darussafaka.