Salva Puig (4/12/1979) tomará las riendas del Caja Rural Aula Valladolid para las próximas dos temporadas. El club vallisoletano y el entrenador catalán han llegado a un acuerdo que lo mantendrá al frente del equipo de la Liga Guerreras hasta el año 2026.

Amante del juego, el técnico catalán siempre ha destacado la capacidad de sus jugadores en la pista, además de poseer la experiencia de haber sido jugador de élite. “Me gusta construir los equipos desde la defensa y la portería, siempre siendo proactivos, con la intención de recuperar el balón. Para mí, es muy importante el juego de transición, tanto defensiva como ofensiva. Trabajaremos para dominarlo. En ataque, me gusta que la jugadora tenga libertad dentro del orden, que la toma de decisiones sea importante, más allá de la mecanización. Si resumo, me gusta el balonmano rápido, dinámico, vistoso. Mi idea es mantener ese espíritu Aula de ser agresivas en cada balón”, explicó Puig, describiendo su estilo de juego.

Salva Puig no es ajeno a la Liga Guerreras, habiendo dirigido al Balonmano Granollers. También ha entrenado al Unió Esportiva d’Handbol Calella y al Unió Esportiva Sarrià, de División de Plata masculina. Antes de unirse al Caja Rural Aula Valladolid, estaba al frente del Club Handball La Salle Montcada.

Internacional con España, Salva Puig tuvo una destacada carrera como jugador. Formado en el CB Granollers, desarrolló sus primeros años en el club hasta dar el salto a Europa con el Goppingen alemán. Desde allí, llegó al FC Barcelona, donde ganó una Liga ASOBAL, una Copa del Rey, una Supercopa de España y una Champions League. Puig conoce Valladolid, ya que jugó una temporada en el Bm Valladolid tras su paso por Barcelona. Luego, regresó a Granollers antes de jugar tres temporadas en el Toulouse francés. Finalmente, volvió a Granollers para concluir su carrera como jugador y continuar su formación como técnico.

Con una vasta experiencia en el balonmano de élite, Salva Puig también compartirá su conocimiento con las categorías inferiores del Balonmano Aula, involucrándose con los equipos de base para facilitar la llegada de jugadoras al primer equipo, en línea con la filosofía del club.