Con la ambición de volver a ganar y de situar al Real Valladolid en la zona alta de la clasificación. Así se mostró Roque Mesa este miércoles en sala de prensa para analizar el próximo duelo, ante el Málaga CF dentro de este viernes a las 21h., y describir el momento por el que atraviesa el equipo, y él en lo personal.

Recuperado al cien por cien después de sufrir unas molestias ante la SD Ponferradina que motivaron a pedir el cambio por precaución, según ha explicado el propio futbolista, recordó que tras ese choque los blanquivioleta se fueron con una «sensación de que podíamos haber ganado, te vas jodido porque por cómo se puso el partido pudimos haber conseguido los tres puntos». 

El canario, que dijo que «los entrenos sirven para estar óptimo físicamente pero a veces hay que parar para llegar en condiciones al partido, a nada que tengas unas molestias tienes un trabajo aparte» al hilo de la lista de lesionados del equipo, explicó que en El Toralín se «enfadó» a raíz de unas entradas «en las que interpreto que van a hacerme daño», y también porque «el árbitro tiene que parar este tipo de situaciones», pero defendió la labor de los colegiados: «Ellos tienen un trabajo bastante complicado y tenemos que ayudarles».

Sobre el próximo rival, un Málaga que llega con los mismos puntos que el Pucela, desgranó que se trata de un rival «que viene en buena dinámica, jugando bastante bien» pero «nosotros en casa queremos y deseamos ganar como sea, vamos a hacer todo lo posible para sumar los tres puntos y estar en la parte alta de la clasificación».

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El futbolista afirmó estar «muy feliz aquí, dentro del campo y fuera, el grupo es magnífico y esa es la clave» y puso en valor el apoyo de la afición del Real Valladolid: «El recibimiento ante el Alcorcón fue muy bueno, nos apoyaron desde el principio y eso se continuó en Ponferrada con mucha gente de Pucela, se nota bastante su cariño. Para tener a la gente enchufada nosotros tenemos que dar, y se ve que la afición y equipo están unidos, es importante para conseguir los objetivos».

Por último, Roque Mesa consideró que «al equipo todavía le falta conseguir esa solidez como grupo, tanto en ataque como defensivamente, creo que tiene que dar mucho más y lo veremos en un par de partidos cuando estemos todos sanos; queda mucha temporada, el comienzo ha sido atípico, y somos exigentes porque sabemos el objetivo. No hemos llegado a nuestro punto más alto».