El máximo exponente del voleibol de Castilla y León ha comenzado, esta semana, la preparación de cara a la Superliga 20/21, tomando medidas extraordinarias, tal y como la situación sanitaria lo requiere.

Los jugadores sorianos que conforman el grueso de esta temporada, llevan semanas trabajando en la capital soriana para optimizar su puesta a punto. Es el caso de Jaime Pérez, Lucas Lorente, Adrián Olalla, Dani Martín o el incombustible Alberto Salas. El internacional Gerard Osorio se encuentra concentrado con la Selección Nacional desde el 13 de Julio en Guadalajara bajo las órdenes de Ricardo Maldonado, y se unirá a sus compañeros tras la finalización del clasificatorio del Campeonato de Europa que se celebrará en Chipre del 30 de Agosto al 6 de Septiembre.

Las dobles sesiones se han mantenido durante la toda la semana ya que, tras el parón más largo de competición que se ha tenido hasta la fecha, se busca comenzar la temporada con las mejores garantías.

Una de las novedades para este año ha sido la de adelantar al 24 de agosto el inicio del trabajo y que ha supuesto que por primera vez los entrenamientos arranquen en el pabellón del San Andrés, y no en Los Pajaritos como es habitual. La incertidumbre de la situación actual y adelanto del inicio marcado para la competición han provocado multitud de cambios en el formato habitual de pretemporada, y este es uno de los muchos que se llevarán a cabo.

Desde hace varias semanas, el club y cuerpo técnico trabajan para la puesta en marcha del nuevo proyecto cuidando todos los detalles.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Antes del arranque de la preparación, todos los componentes del equipo de Superliga recibirán el minucioso protocolo que el club ha elaborado en base a las normativas y recomendaciones vigentes. La intención es adelantarse a todas las situaciones posibles que pudieran presentarse.

Esta temporada es, sin duda, un reto para todos los técnicos deportivos, ya que además de planificar el trabajo habitual, hay que elaborar una planificación extra contra la expansión de la COVID19 y adaptar los entrenamientos, desplazamientos y rutinas. Uno de los pilates principales será evitar lo máximo posible el contacto entre jugadores con medidas extraordinarias que afectarán al día a día de la plantilla.

Desde el Río Duero, «confiamos en que se sigan los plazos de competición marcados hasta la fecha por la Real Federación Española de Voleibol y, por lo tanto, seguiremos nuestra planificación de pretemporada para el equipo de Superliga como tenemos previsto. Según se desarrollen los acontecimientos, la entidad celeste se adaptará buscando lo mejor para la sociedad y el deporte soriano».

El Club también quiere lanzar, «un mensaje de ánimo y responsabilidad a toda la población, pues juntos conseguiremos superar las adversidades que se nos presentan y volveremos a disfrutar en el pabellón de Los Pajaritos del mejor voleibol nacional».