Foto: María Morales

El Río Duero Soria vuelve tres años después a una fase final de la Superliga masculina de voleibol a pesar de no haber jugado este fin de semana por un positivo de COVID-19 en Barça Voleibol. El equipo de Manuel Sevillano y Elías Terés aprovecha los resultados que se han dado este fin de semana, como la derrota de Rotogal Boiro por 2-3 ante CV Teruel para situarse lejos del alcance de los gallegos. Claro que la victoria de Melilla por 3-0 ante Textil Santanderina también ha dejado la quinta plaza aún más lejos. En cualquier caso, los celestes volverán a las canchas este jueves, ante CV Guaguas en territorio canario, peleando por mantener la sexta posición.

La noticia de alcanzar la fase final no puede ser más positiva para los intereses sorianos, que plasman de esta forma una magnífica dinámica de juego y resultados iniciada en este 2021, donde tan solo conocen una derrota y en la que han puntuado en todas las contiendas. Aunque en esta ocasión los play off por el título están conformados por ocho conjuntos en lugar de cuatro, como era habitual en cursos anteriores, cabe destacar la dificultad que ha entrañado este año llegar a las ocho mejores posiciones debido a una competitividad del campeonato sin precedentes en la Superliga masculina de voleibol.

Otro dato que plasma el bagaje ofrecido por el equipo de Manuel Sevillano y Elías Terés en esta temporada, es la de la puntuación ofrecida tras la disputa de 20 partidos, es decir, el mismo número de encuentros con el que finalizó el curso pasado. Así, mientras que hace un año el Río Duero Soria finalizaba noveno clasificado con 19 puntos, este año se alcanzó la citada cifra de partidos con 31 puntos, una cifra muy significativa en la comparativa particular.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Cabe destacar que, de las ocho temporadas de existencia del Río Duero Soria, el equipo celeste se ha clasificado en la mitad de las ocasiones para jugar los play off por el título. La primera ocasión en la que lo logró fue en la temporada 2014-2015, por entonces, bajo la magistral dirección del banquillo del tándem conformado por Alfonso Flores y Paco Alonso, dos hombres clave en los primeros pasos de la entidad en la Superliga. El equipo fue tercer clasificado y se midió en semifinales a CV Teruel sin lograr ninguna victoria.

La segunda participación soriana llegó tan solo un año después, ya con Manuel Sevillano en el banquillo. Los sorianos se clasificaron esta vez en cuarta posición en liga regular, midiéndose ante Unicaja Almería en semifinales, donde tampoco lograron la victoria, pero sí sumar el primer set en una fase final.

Hasta este año, la última participación soriana en play off llegó en la campaña 2017-2018. De nuevo, el equipo celeste fue cuarto clasificado y el rival, CV Teruel. Tampoco en esta ocasión se logró ganar ningún duelo y el equipo aragonés demostró ser muy superior.

Ahora, el objetivo soriano será el de mantener la dinámica de juego, llegar en el mejor momento posible a la fase final y hacerlo en la mejor posición para poder mostrar su versión más competitiva, reivindicando el buen hacer del equipo durante este complicado año.