Río Duero Soria logra la clasificación para la final de la Superliga de Voleibol al ganar (1-3) también en el segundo partido de la semifinal ante Almería.

Río Duero Soria ha sido mejor en cómputo global de la eliminatoria, remontando en su pista el primer set ahorrador y un 11-15 en el segundo, y desde el siguiente 17-15 parece que cambió no solo el devenir de aquel encuentro, sino el de la serie semifinal. Esta vez en Almería se repitió el marcador de 1-3 soriano después de una primera manga con 22-22 mejor jugada en los puntos definitivos por los de Toribio, una segunda que dominó el cuadro verde en su inicio, pero que cayó del lado visitante, una tercera sí con firma verde y temple para mantener el mando en los momentos delicados, pero no seguida de más de lo mismo en la cuarta, descolgados en el tanteo desde demasiado pronto.

El máximo anotador del encuentro fue el opuesto Cunha, que volvió a cuajar una enorme actuación en ataque en el Moisés Ruiz tras la realizada en Los Pajaritos la semana antrerior. Su cuenta se fue a los 24 puntos, muy por encima de todos sus compañeros, seguido por Neaves, esta vez con 15 tantos en su haber. En saque se situó una de las claves, con 11 puntos directos sorianos ante solo 4 almerienses, el mejor Cunha, con tres. Lo demás se mantuvo en equilibrio, con mejor recepción ahorrada, pero igualados ambos equipos en el 43% de acierto atacante, haciendo Río Duero Soria dos bloqueos más que Costa de Almería, 11 frente a 9. Hubo mucho de sensaciones de por medio.

El primer set estuvo siempre controlado por el conjunto castellanoleonés, tirando fuerte desde el principio (1-4), y con la escuadra intentando encontrar la comodidad en su juego, primer vez Javi Vizcaíno como titular y sabiendo que tenía que soportar la presión durante todo el partido, sin cambio para refrescar ni físico ni cabeza. Costa de Almería se acercó en varias ocasiones, consiguiendo igualadas en el 4-4 o en el 8-8, pero sin nunca poder ponerse por delante. Más bien Soria de nuevo se marchaba incluso de hasta cuatro puntos (12-16), pero un ace de Fran Ruiz estableció el 18-18 y un bloqueo de Víctor Rodríguez subió el 22-22. Sin embargo un tanto directo de saque de Belda dio dos puntos de set.

El primero lo anuló Neaves de ataque y el segundo ya fue el definitivo con un ataque de Tenorio que no se defendió por poco. Había que levantar la cabeza y se comenzó fuerte el segundo set, un 2-0 como primera vez ahorradora por delante en el marcador, seguido de una rápida reacción celeste sin embargo contrarrestada con la aportación repartida de todos. Se tuvo un 9-7, después un 10-10, y con los jugadores fuera del partido entre una serie de protestas el rival no desaprovechó la ocasión y rompió el set con un parcial de 0-5. Esos cinco puntos de renta luego fueron seis (11-17), Fran Ruiz y Víctor Rodríguez buscando recortar por punta, pero lo cerró Cunha con un ace (17-25).

Se había competido muy bien para luego sufrir una desconexión y se entraba ya en un territorio muy peligroso, sin margen de error. El tercer set tuvo un comienzo similar al de antes, con Almería mandando y Soria respondiendo, pero en esta ocasión los ahorradores encontraron a Neaves como arma para marchar de modo cómodo con cuatro tantos de distancia a su favor. Otra vez Fran Ruiz y Víctor Rodríguez se sumaron a la anotación, siendo el cordobés decisivo cuando Cunha situó a su equipo a uno (16-15). De 22-18 se pasó a un 22-20, pero los puntas cerraron la victoria haciendo los tres tantos finales, los dos últimos de Víctor, el 25-22 rectificando con la izquierda.

Lo que podría y debería haber sido el revulsivo para buscar el «tie-breakse quedó pronto, muy pronto, en nada. 0-2 Soria para comenzar, cortado por el central Jorge Fernández con bloqueo, pero acto seguido viéndose muy descolgados con un 2-7, en medio de error, de complicada explicación. Tampoco estuvo a favor la suerte y se hizo totalmente cuesta arriba acercarse a menos de cuatro puntos. De hecho, se paró de modo definitivo la fluidez y los visitantes hicieron su particular cuenta atrás para la final, con el equipo ahorrador demasiado descolgado, tocado seriamente en el plano anímico, hasta once puntos por detrás con el 10-21. Se maquilló algo el marcador al caer por 16-25.

Ahora en la final, espera el todopoderoso Guaguas.