Los sorianos tras caer derrotados en la vuelta de la competición (0-3) ante Vecindario, buscarán encontrar en las islas Baleares, ante Ibiza recuperar sensaciones. Los isleños vencieron (2-3) a Almodarí, hace una semana.

Incorporación de un viejo conocido

Tras conocerse la baja para toda la temporada de Albert Graells esta semana, el Río Duero se ha movido lo más rápido posible en busca de una solución. Esta, ha venido de la mano del central Igor Iuri Silva, quién ya fuera jugador celeste hace dos temporadas.

Las circunstancias han sido las idóneas para que este fichaje se haya podido realizar tan pronto, puesto que el jugador se encontraba en Soria desde los días previos a Navidad, tras acabar su andadura en la liga de Jordania.

El central brasileño de 2,04cm, y 26 años de edad, llega para ser parte importante de la plantilla, y aportar además de bloqueo y ataque, experiencia y ambición para lo que resta de temporada.

Para Manuel Sevillano, «Igor tiene que darnos frescura en los partidos. Es un jugador que siempre juega al máximo, y es exactamente lo que necesitamos en este momento. Estoy muy contento con su llegada. Confío en que nos ayude a conseguir muchas victorias. Su adaptación al equipo será rapidísima, puesto que conoce el funcionamiento del equipo.»