Foto: @cvrioduero

Después una temporada muy irregular en la que el conjunto soriano coqueteo con el descenso de categoría, el Club presidido por Alfredo Cabrerizo, busca una temporada, 2019-20 más tranquila. La primera meta alcanzar la participación en la Copa del Rey. Para ello el comienzo debe ser bueno, la clasificación pasa por quedar entre los seis primeros al final de la primera vuelta.

El equipo

Los celestes presentan para este curso un equipo muy joven, como declaraba Manolo Sevillano a castillayleonesdeporte.com, «veteranos somos poquitos, muchos de los que van a tener la responsabilidad del equipo van a ser jugadores de 20 ó 22 año, «la pretemporada ha sido inmejorable. Nos faltaría algún partido más, parecido a lo que nos vamos a encontrar el sábado… por el trabajo diario, por los jugadores que han venido, por como están respondiendo, ha sido perfecto”, apuntaba el técnico de Río Duero.

El rival

Es un equipo muy fuerte en casa, en ocasiones han derrotado a equipos como Teruel o Almería. Vecindario es un equipo que todos los años está cerca del playoff, éste año buscan entrar en ellos.

Las opiniones del «ex»

El nuevo receptor carioca del Vecindario ACE Gran Canaria habló de sus sensaciones antes del debut liguero ante su ex equipo, Río Duero Soria. “Todos los partidos son especiales para mí, este año más si cabe porque recupero mi posición natural como receptor. El año pasado con Soria al jugar de opuesto, todos los rivales sabían que al final la pelota me iba a venir a mí y era mucho más complicado sorprenderles”. Sobre su actual equipo dice, «al equipo le falta algo de experiencia en partidos importantes, hay muchos jóvenes que necesitan algo más de tranquilidad a la hora de jugar”.