El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitó la localidad leonesa de Nogarejas -integrada en el Ayuntamiento de Castrocontrigo- dos viviendas de la Junta Vecinal rehabilitadas por la Junta a través del Programa Rehabitare y destinadas al alquiler social en el medio rural, con una inversión global de la Junta de 150.000 euros, donde el Ayuntamiento ha colaborado con el 30%. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha rehabilitado hasta ahora, y puesto a disposición de las familias en el medio rural de la provincia de León, un total de 53 viviendas, aportadas por los ayuntamientos y los obispados, con una inversión total 2,3 millones de euros. La previsión en esta provincia es rehabilitar otras 15 viviendas más hasta el final de esta legislatura, con una inversión de otros 1,2 millones. El total en la provincia será de 68 viviendas rehabilitadas por este programa.

La primera de las dos viviendas que visita el consejero de Fomento y Medio Ambiente en Nogarejas -acompañado por representantes de la Junta Vecinal y del municipio de Castrocontrigo, además de personal de la Junta y la Diputación- está ubicada en la Avenida de la Victoria. Se trata de un inmueble de una planta, propiedad de la Junta Vecinal, que ha tenido distintos usos educativos y sociales, tras lo cual ha sufrido el deterioro de varios años. Se ha realizado una redistribución interior resultando el programa de: vestíbulo, salón-comedor-cocina, tres dormitorios, dos baños, cuarto de calderas y terraza, derivando en una superficie útil de 89,29 m² de vivienda, cuya rehabilitación ha consistido en nueva cubierta, acabado exterior de fachada, aislamiento, nuevas tabiquería, carpintería, solados, instalaciones de fontanería, saneamiento, electricidad y calefacción. Las obras terminaron en noviembre de 2021.

La segunda vivienda rehabilitada con el programa Rehabitare en Nogarejas está situada en la calle Olimpio Morán Huerta. Se trata de un inmueble de una planta, propiedad de la Junta Vecinal, que ha dedicado diferentes usos. Se ha realizado una redistribución interior resultando el programa de: vestíbulo, salón-cocina, dos dormitorios, baño, y terraza. El resultado es una vivienda con una superficie útil de 67,68 m². Las obras de rehabilitación ejecutadas han consistido en actuaciones de saneamiento, ampliación de la terraza a patio interior, trabajos de tabiquería, suelos, alicatados, ventanas, puertas, carpintería, instalaciones de electricidad, fontanería, calefacción, ventilación, pintura, amueblamiento cocina… Esta vivienda ya vive una familia.

Las dos viviendas se suman al programa Rehabitare que viene desarrollando la Junta de Castilla y León con el objetivo de recuperar aquellas viviendas de titularidad municipal y otras titularidades que se encuentran abandonadas y cuya rehabilitación y recuperación es interesante para el medio rural. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro de un patrimonio municipal.

El Programa Rehabitare en la provincia de León y en la Comunidad

En la provincia de León, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha rehabilitado hasta 2021, y puesto a disposición de las familias en el medio rural, un total de 53 viviendas, aportadas por los ayuntamientos, los obispados, con una inversión total 2,3 millones de euros.

La Junta de Castilla y León ha comprometido hasta 2023 una inversión propia de 870.000 euros más para rehabilitar otras 11 viviendas en la provincia de León. Y a mayores, a través del nuevo convenio Rehabitare suscrito entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Diputación de León establece una financiación suplementaria que alcanza los 416.000 euros, financiado al 50% por cada una de las administraciones hasta el año 2023, para la rehabilitación de 4 viviendas. En total 15 viviendas más.

Actualmente ya se han puesto en marcha las actuaciones de Paradilla de la Sobarriba (Valdefresno), San Millán de los Caballeros, Brañuelas (Villagatón) y Villaturiel (Roderos).

Los datos del programa Rehabitare en Castilla y León reflejan hasta el año 2021 un total de 370 viviendas rehabilitadas y una inversión por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en obras de rehabilitación de 17,1 millones de euros, que en los próximos años, hasta 2023, con la colaboración de las Diputaciones, al 50%, llegarán a los 24.1 millones de euros inversión y un total 513 viviendas rehabilitadas por la Junta a disposición de otras tantas familias en régimen de alquiler social.

Programa consolidado en el medio rural

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha mostrado su satisfacción por la expansión del programa Rehabitare, que ha conseguido la implicación de otras instituciones que apoyan a la Junta de Castilla y León,  “lo que supone un impulso para seguir ampliando el parque público de vivienda social en Castilla y León y muy especialmente en el medio rural, donde se centra específicamente este programa, que ya se ha consolidado como una herramienta eficaz para facilitar el acceso al alquiler de vivienda a las familias más necesitadas, frenar la despoblación del medio rural, rehabilitar el patrimonio inmobiliario de nuestros pueblos y su estética, y estimular la actividad económica a través de la rehabilitación de las viviendas”, ha señalado Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Rehabitare, ‘programa de economía circular’

El objetivo de ‘Rehabitare’ es la recuperación de aquellas viviendas de titularidad municipal que se encuentran abandonadas y cuya rehabilitación es interesante para el medio rural. Los inmuebles se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente firma convenios con la propiedad –inicialmente fueron los ayuntamientos y posteriormente se sumaron también los obispados- que permiten a la Junta rehabilitar los inmuebles para destinarlos al alquiler social e integrarse en el parque público de viviendas de la Comunidad de Castilla y León. 

Posteriormente son los ayuntamientos quienes determinan el precio del alquiler, que no podrá exceder la tercera parte de los ingresos de la unidad arrendataria, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la ley del derecho a la vivienda de Castilla y León, con prioridad a los jóvenes para promover su emancipación, a las víctimas de violencia de género, a las personas objeto de desahucio de su vivienda habitual y a las personas sin hogar.

El programa Rehabitare forma parte del Programa de Vivienda Social en Castilla y León, cuyas líneas maestras son fruto del Diálogo Social y cuya finalidad última es el fomento del alquiler para las familias y personas más necesitadas y contribuir a fijar población en el medio rural.

Ayudas para el alquiler y compra de la vivienda con especial atención a los jóvenes

La Junta de Castilla y León mantiene abiertas distintas líneas de apoyo en favor de los jóvenes. El programa Rehabitare es una de ellas, ya que los municipios titulares de las viviendas que la Junta rehabilite deberán dar prioridad en el alquiler de estos inmuebles a los jóvenes.

Ayudas al alquiler de vivienda. También hay destacar las convocatorias de ayudas al alquiler de vivienda que realiza la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con la pretensión de ayudar a las familias con menos recursos a sufragar un importante porcentaje de la renta de alquiler (el 40%) y que llega hasta el 50% en el caso de jóvenes menores de 35 años o mayores de 65 años. En la última convocatoria de la Junta se han beneficiado 15.600 familias de las nueve provincias de la Comunidad (más de 2.600 en la provincia de León) de los 25,6 millones de euros destinados a ayudas al alquiler en Castilla y León (más de 4 millones en la provincia leonesa).

Desde el año 2014 la Junta ha destinado 97 millones de euros a las convocatorias de ayudas al alquiler social en Castilla y León, lo que ha permitido apoyar a 65.000 familias en la Comunidad.

Construcción de viviendas públicas en el medio rural, con un descuento del 20% para jóvenes menores de 35 años.

 Con esa misma pretensión la Junta de Castilla y León ha emprendido también actuaciones dirigidas a fijar población joven en el medio rural. El pasado verano, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, anunció la reducción en un 20% el precio de compra de las viviendas de protección pública a jóvenes menores de 35 años, iniciativa que ya ha puesto en marcha la Consejería, a través de Somacyl, en algunas provincias. En la provincia de León ya se está trabajando una promoción pública de 32 viviendas en el municipio de Carracedelo, y otra promoción de 7 viviendas en Villadepalos.

Áreas de Regeneración Urbana.

En la provincia de León, asimismo, la Junta, a través de la Consejería de Fomento -en el marco de programas de colaboración con el Gobierno y los ayuntamientos beneficiarios-, participa en la ejecución de dos Áreas de Regeneración Urbana (ARRUs), con la actuación en 222 viviendas: por un lado, la actuación en 150 viviendas en la zona La Puebla Norte, en Ponferrada, con una inversión de 4.015.262 euros, y, por otro lado, la actuación en 72 en la zona La Pinilla, de San Andrés del Rabanedo, con una inversión de 1.986.764 euros. En Castilla y León se han realizado hasta la actualidad 95 fases de Áreas de Regeneración Urbana, con la actuación en 13.600 viviendas y con una inversión global de 309 millones

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter