El Real Burgos hizo un gran torneo copero, dos temporadas antes, en la 1985-86, cayendo ante el Zaragoza, que finalmente se hizo con el título. Foto: Real Burgos

Hace casi treinta y dos años que Real Ávila y Real Burgos se enfrentaban en la Copa del Rey. Con motivo del inminente enfrentamiento de ambos combinados en el primer partido del nuevo curso en el Grupo VIII de Tercera División, castillayleonesdeporte.com, gracias a la aportación de Jesús Ignacio Delgado Barriuso, recuerda aquel histórico partido.

El partido

El referido encuentro, se celebró el día 29 de septiembre de 1987 en el Estadio “El Plantío”, suponiendo un hito en la historia de la Copa del Rey por los 28 penaltis que tuvieron que lanzarse para resolver la eliminatoria. Circunstancia que sólo se ha producido en otra ocasión, en la cual el Córdoba CF y el RCD Coruña el 11 de septiembre de 2003, en el Estadio “Nuevo Arcángel”, también dispararon el mismo número de penaltis, aunque los contendientes fallaron un mayor número de golpes fatídicos, lo que convierte prácticamente en irrepetible el episodio entre los equipos de Castilla y León.

Aquella temporada 1987/88, el Real Burgos debutaba en Segunda “A”, y el Real Ávila en Segunda “B”, gracias a la reestructuración de la citada categoría, que pasaba de un grupo único, a cuatro grupos.

Segunda eliminatoria

Se dilucidaba la segunda ronda de la Copa del Rey, habiendo eliminado la escuadra franjiparda en la primera eliminatoria a la CD Leonesa de Segunda “B” y el conjunto abulense a la SD Ponferradina, igualmente de Segunda “B”.

En la ciudad amurallada los locales ganaron (2-1) y en el “El Plantío” los burgaleses doblegaban con enormes dificultades a los correosos abulenses (1-0). En aquella edición no se otorgaba valor doble a los goles fuera de casa y tuvo que celebrarse una prórroga improductiva. Los penaltis se ejecutaron en la portería del mítico Fondo Sur, feudo de la carismática, espectacular e inolvidable “Peña Pacheta”.

En el cuarto penalti de la tanda de muerte súbita, Antelo marcó para el Real Burgos y el visitante Patri estrelló su lanzamiento en el larguero. El cuadro pardicarmesí seguía adelante en el Torneo del KO, registrando otra proeza impresionante: de 14 lanzamientos los jugadores del Real Burgos habían marcado todos, menos uno; el balance final de los lanzamientos fue de 13-12 favorable para el Real Burgos.+rea

Otras tandas «eternas»

Hay certificadas otras tandas de desempate muy largas; en el campeonato de Educación Secundaria de Corea del Sur, se llegaron a efectuar 62 lanzamientos, con un resultado final de 29-28. También existen otras largas tandas de penaltis documentadas.

Mejor coeficiente en Primera

En el transcurso de los años la escuadra franjipardilla ratificó este acierto desde el punto de penalti, siendo el equipo que tiene un mejor coeficiente de penaltis transformados en Primera División: un 90,91%. En sus tres temporadas en la élite los jugadores rojipardos lanzaron once penas máximas y solo fallaron una. Balint (8) y Ayúcar (2) anotaron todos sus lanzamientos.