Tiempo muerto durante el encuentro

El Babieca consigue su primera victoria del curso tras una brillante primera parte en la que sentenció el duelo (39-13). Un triunfo reconstituyente con minutos y protagonismo repartido entre todas las jugadoras que viene a refrendar las buenas sensaciones acumuladas en las jornadas pasadas, ante un Agustinos Levidrio que nada pudo hacer ante el buen partido de las burgalesas.

A este UBU-DR GRUPO JULIÁN se le podrá exigir más acierto de cara al aro, pero la constancia y la buena actitud de sus jugadoras hasta el momento suplen esa y cualquier otra carencia. Dos equipos jóvenes y con rachas parecidas se enfrentaban en el Polideportivo “El Plantío”. Las burgalesas querían resarcirse de la dura derrota de la semana anterior, aunque el partido comenzó con un toma y daca de fallos por ambas escuadras que electrocutaban a los presentes.

Pero del 0-2 se pasó al 15-2 en un abrir y cerrar de ojos con tres triples casi consecutivos. Con 19-4 se bajaba el telón de un primer acto en el que hasta 7 jugadoras naranjas ya habían anotado por parte de un bando local que celebraba la vuelta de Sandra Merino tras un largo tiempo alejada de las canchas y que anotaba un misil desde la esquina en el primer balón que tocaba.

El equipo burgalés mejoró aún más sus prestaciones defensivas en el segundo cuarto y mantuvo el pulso anotador, con una Alonso que, a pesar de sus molestias, anotaba 12 puntos casi consecutivos ante la pasividad de las jugadoras del Agustinos, las cuales nunca se encontraron cómodas en el campo y suspiraban por llegar al descanso.
Presencio, enchufada, y Martínez clavaban otros dos triples liberados en el crepúsculo de este acto que ponían prácticamente la puntilla al choque con otro parcial sangrante (39-13).
Tras la reanudación despertarían las leonesas, más incisivas, en un tercer cuarto que sirvió para intercambiar canastas, gracias entre otras cosas a los despistes y la falta de concentración de las exteriores universitarias, que perdieron intensidad.
Las visitantes, lideradas por su capitana, Mónica Pérez, intentaron presionar a todo el campo a la escuadra de Fernández pero a pesar de su loable esfuerzo, la renta era demasiado grande y el tiempo para asustar, escaso (58-34).

Ambos conjuntos se dejaron ir y el último cuarto se convirtió en un mero trámite que el Univ. de Burgos – DR Grupo Julián aprovechó para ensanchar su maltrecha autoestima, aunque solo fuera por una tarde, merecida y tranquila después de todo. Por su parte las leoneses deberán mostrar mayor intensidad y regularidad a lo largo de los 40 minutos.

Ficha técnica

Babieca: Aitana Herrería (11), Gadea Hidalgo (10), Rocío Presencio (8), Alicia Elvira (0) y Paula Sancha (4) -5 inicial- Inés Martínez (5), Andrea Munguía (4), Sandra Merino (10) Lucía Suárez (0), Paula Tirado (0), Cristina González (6) y Ángela Alonso (12).
Agustinos Levidrio: Pérez M. (13), Briz (9), Laborda (2), Pérez C. (4) y López (7) -5 inicial- Mayo (4), Castro (0) y Fernández (4).
Parciales
19-4, 20-9 (39-13 descanso)
19-21, 12-9 (70-43 final)