Foto: CD Mirandés

Ganaron los tres equipos de Castilla y León en la 30ª jornada de Segunda División. El Real Valladolid sigue en puestos de fase de ascenso, el Burgos CF entra en esa zona y el Mirandés respira tras dsufrir cuatro derrotas consecutivas.

Así fue la jornada de manera cronológica.

Victoria crucial de los rojillos contra el C.D. Eldense (3-1) . El partido comenzó con el Club Deportivo Mirandés controlando el juego, aunque con pocas oportunidades para ambos equipos.

A partir del minuto 15, los rojillos intensificaron su presión en el campo rival y en el minuto 22 llegó el primer gol gracias a Carlos Martín, quien adelantó al equipo de Miranda tras una asistencia de La Gumina. El mismo futbolista estuvo cerca de marcar el 2-0 con una brillante jugada, pero el árbitro señaló posición adelantada y el gol fue anulado. La primera mitad terminó con ventaja mínima para el Mirandés.

En la segunda parte, el equipo de Fernando Estévez continuó atacando y tuvo algunas oportunidades que fueron bien defendidas por el equipo rival. Pablo Ramón estuvo cerca de anotar en el minuto 57 con un potente disparo, mientras que Carlos hizo el segundo gol con un zurdazo ajustado al palo.

El equipo de Elda no se rindió y recortó la distancia en el minuto 71 con un gol de Pedro Capó. Sin embargo, el Club Deportivo Mirandés mantuvo su ventaja y en el minuto 94 Gabri marcó el tercer gol, desatando la euforia en Anduva, donde los aficionados no dejaron de apoyar al equipo desde el inicio del partido.


Mientras el Real Valladolid logró una importante victoria ante el Real Zaragoza (2-0) en la tarde de este pasado sábado gracias a dos impresionantes goles de Amath. El joven jugador demostró una vez más su habilidad al marcar un doblete, con un gol al final de cada mitad. Con esta victoria, el Pucela suma tres puntos más en Zorrilla, manteniendo su portería imbatida y alcanzando un total de 48 puntos, lo que le permite seguir aspirando a lo más alto en la tabla clasificatoria.


Finalmente, ya en domingo, el Burgos CF consiguió una victoria de gran importancia en Ipurua (0-1), lo que lo sitúa al equipo de capital argentino en zona de fase de ascenso. Un gol en propia puerta de Peru Nolaskoain en los últimos compases del partido fue justo premio para una tarde en la que el Eibar, sufriendo su segunda derrota consecutiva en casa, no logró encontrar su juego y se mostró incómodo en todo momento. Aunque el dominio del balón estuvo del lado local, las ocasiones más claras fueron para los visitantes.