Concluida la primera fase de la Liga de División de Honor, ya conocemos seis de los equipos que estarán en play-offs y los restantes que lucharán por unirse a estos, así como para evitar el descenso. Estos dos grupos competirán de forma independiente en este segundo tramo de competición acortado, manteniendo los puntos obtenidos hasta el momento ante los rivales que estarán en su mismo grupo durante la segunda fase.

El Grupo Superior queda de la siguiente manera: VRAC Quesos Entrepinares como líder, seguido de Lexus Alcobendas Rugby, AMPO Ordizia y Universidad de Burgos-Bajo Cero, empatados a puntos, SilverStorm El Salvador y Barça Rugbi. Cabe recordar que está pendiente el duelo El Salvador contra Ordizia que aún podría alterar la clasificación, aunque no compromete la presencia de ambos en este grupo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

No es casualidad que el VRAC Quesos Entrepinares siga marcando la pauta en DH en gran medida, pues permanecen fieles a una mentalidad y a unos planteamientos que les han permitido alcanzar el éxito de forma continuada durante la pasada década. Desde el primer momento se tomaron muy en serio la visita de Les Abelles, un equipo que ha demostrado desde que arrancó la temporada no amedrentarse ante ningún rival y que tampoco lo hizo frente al actual campeón, aunque les faltó continuidad y precisión en sus incursiones en campo contrario, justo lo que sí tuvo de sobra el bando quesero, como bien refleja el 41-17 final.

Por fin el Barça Rugbi consiguió esa ansiada victoria ante un rival directo, que tan cerca tuvieron ante varios rivales de la zona alta. No hay que quitar mérito a una sobresaliente actuación azulgrana al mencionar que el UBU-Bajo Cero Aparejadores estuvo totalmente irreconocible en la primera parte, pues el cuadro visitante, que recuperaba varios efectivos, tuvo claro en todo momento como contrarrestar los puntos fuertes burgaleses, como las fases estáticas y el contraataque. Los locales encontraron mejores sensaciones en los últimos 40, pero su adversario no se descompuso y la victoria catalana por 18-29 fue un fiel reflejo en términos globales.

Quedan disipadas ya todas las dudas sobre la reacción del Mazabi Independiente, que si bien sigue en una situación clasificatoria comprometida, ante un buen SilverStorm El Salvador volvieron a dar un paso importante para ser de nuevo ese conjunto tan competitivo que llevan años consolidando a Cantabria en la élite. Sin embargo, el Chami salió muy enchufado y aunque tuvo un tramo prolongado donde se vio claramente dominado por los bisontes, lograron evitar la remontada local a escasos instantes del pitido final (22-26), gracias al ensayazo de un David Barrios que ya nos ha acostumbrado a ver acciones de primer nivel a su cargo en situaciones complicadas.